Preservacionistas en contra del Cristo de las Sierras

A dos días de la inauguración oficial del Cristo de las Sierras, la Asamblea Ciudadana envió un comunicado sobre el desacuerdo rotundo de este emplazamiento y las graves consecuencias que traerá para la sierras de Tandil. Con el pedido de que se cumpla la ley de paisaje protegido, están solicitando que se pare la construcción desmedida y se evalúen los efectos a largo plazo.

Según los preservacionistas “muchos funcionarios consideran que las sierras deben ser puestas en valor, es decir que deben agregarle cosas para que tengan valor. En vez de reconocer su extraordinaria importancia natural y por lo tanto protegerlas tal como son, se empeñan en transformarlas y agregarles monumentos, caminos, playas de estacionamiento. En los cerros públicos o de instituciones, colocan lo que suponen serán nuevos hitos turísticos. En los alrededores, por supuesto, crecen los precios inmobiliarios, las construcciones de hoteles, cabañas, casas, barrios cerrados, etc”.

Frente a esto es que denunciaron que actuando como adelantados en tiempo de conquista, avanzan sobre los cerros en obras tales como la estatua del Cristo, los barrios cerrados y club de golf, las construcciones en Villa del Lago, en el cerro de La Antena, el mega hotel detrás de La Elena, un country detrás del country, sobre la ladera, en el valle hacia el cerro de Las Animas.

Así es que manifestaron que se lleva a cabo “lo que aprueban un puñado de funcionarios a discreción y ante la falta de planes de manejo que debieran estar presentados hace varios años y siguen sin aparecer. Todo eso es la expresión concreta de la política real llevada adelante en la última década.

Por otro lado, advirtieron las consecuencias de este tipo de construcciones así como los impactos ambientales en las cuencas hídricas, considerando tanto la escorrentía de las aguas superficiales como los impactos sobre las napas y el acuífero; los impactos en flora y fauna; la pérdida de paisaje o las dificultades para caminar las sierras “son el reverso de la fotito que conforma a inmobiliarias y campañas electorales”.

Desde la Asamblea manifestaron que Tandil cuenta con un magnifico Calvario, el que fuera por sí mismo el principal atractivo turístico durante muchos años, por lo que “la nueva estatua parece un exceso innecesario ya que su principal ventaja será quizá para algunos, las expectativas de valorización inmobiliaria de los terrenos de la zona”.

Por lo tanto advirtieron que colocar una estatua de un Cristo en la cima de una sierra “es la muestra de una visión anacrónica de desarrollo que mercantiliza la naturaleza, utiliza la religión como producto turístico y contradice la voluntad popular de preservación de las sierras. Inaugurarlo con un acto el 12 de octubre, es además, como mínimo, un acto carente de sutileza”, denunciaron. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario