Profesor asesinado en Recoleta: investigan la hipótesis de un crimen por cuestiones personales

 

Si bien en un principio la primera impresión aludía a la posibilidad de un robo, ya que el departamento de la víctima, identificada como Arnaldo Ríos, de 48 años, fue encontrado en un importante desorden, después se comprobaron otras circunstancias que hicieron caer esa impresión.
Según revelaron fuentes policiales, los accesos al departamento situado en la calle Jean Jaurés al 1100 no habían sido forzados y se encontraron en el lugar objetos de valor pertenecientes a la víctima.
De confirmarse un crimen por una cuestión personal, que podría ser de índole pasional, el desorden en el que fue encontrado este lunes al mediodía el departamento, en el momento de ser hallado el cuerpo de Ríos, podría obedecer a que el docente presentó lucha antes de sucumbir a los golpes.
Para los investigadores de la Policía Federal, una de las  claves consiste en el análisis de las cámaras de seguridad de  comercios cercanos, ya que si bien el edificio también las posee, las mismas no tienen capacidad de grabar las imágenes.
Aparentemente, Ríos fue ultimado de un contundente golpe en la cabeza, aunque esa posibilidad no había sido corroborada por la autopsia que se le iba a realizar al cuerpo.
Ríos, quien vivía solo, no asistía a su trabajo desde el jueves pasado, por lo que el lunes sus compañeros denunciaron su desaparición.
Cuando los policías entraron a su departamento, que tenía la puerta cerrada con llave, encontraron al docente muerto, con signos de haber recibido un golpe contundente en la zona izquierda del cráneo, mientras que tenía las manos y los pies atados con ropas.
El caso es investigado bajo las órdenes del fiscal Martín  Niklison y por el momento no se habían registrado detenciones en  torno al mismo.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario