Proponen prohibir la entrega de bolsas plásticas en comercios

El partido GEN, a nivel local impulsa una idea que pone el foco en el consumo de bolsas de plástico y en las consecuencias ambientales que genera,  respaldado en experiencias de otras ciudades, donde se lograron avances positivos en este sentido. En concreto desarrolló un proyecto de ordenanza que impulsa la eliminación de estos objetos para el transporte de mercaderías en supermercados y comercios y que propone su reemplazo por otras confeccionadas por otros materiales.

En el artículo primero se “prohíbe a supermercados, almacenes y comercios la entrega de bolsas de plástico para contener mercaderías expendidas por ellos” y que “sólo se autorizan bolsas de papel o tela para el transporte de mercaderías”.

En el segundo, en tanto, se exceptúan aquellas bolsas llamadas “transparentes”, “de bobina” o “de arranque”, y que quedan excluidas las utilizadas para los residuos domiciliarios.

Establece un plazo de seis meses a partir de la promulgación de la ordenanza para su “reemplazo total” y una serie de sanciones por su incumplimiento, y sugiere además la incorporación para la venta en los comercios afectados de objetos “biodegradables, bolsas de tela, de red o de cartón”.

El esquema se completa con el pedido para que el Ejecutivo realice “campañas de difusión previas” acerca de la prohibición, “informando las disposiciones y los plazos propuestos”.

La propuesta ingresó por mesa de entrada al Concejo Deliberante con un pedido de uso de la Banca XXI que aún no logró una respuesta.

El debate está planteado. Sólo resta que la iniciativa sea evaluada por los integrantes de los bloques legislativos, con la posibilidad de incluir las modificaciones que se consideren necesarias.

“Creemos que no hay muchas razones para oponerse o no estar de acuerdo”, sostuvo una de las referentes del partido, Ana Thostrup, que defendió ante El Eco de Tandil los lineamientos planteados en el texto.

 

Un primer paso

 

Ante una preocupación y un trabajo desarrollado desde el espacio en materia ambiental, establecieron contactos con organizaciones que trabajan en el tema para conocer detalles sobre el accionar, poniendo el foco en el tratamiento de residuos.

Con la idea de avanzar en ese camino tomaron la legislación promovida en otras localidades de la provincia de Buenos Aires, y con ese aporte desarrollaron un proyecto de ordenanza que propone “la prohibición del expendio de bolsas camiseta en supermercados y comercios”.

Thostrup evaluó que “puede parecer bastante modesta” la iniciativa pero que “puede ser la punta del iceberg en un gran tema, como lo es la basura no degradable”, por lo que admitió que pretendían dar un primer paso con un proyecto “de muy sencilla implementación”.

 

Un cambio cultural

 

Al respecto sostuvo que su puesta en vigencia tendrá “costo cero” puesto que no requiere ningún tipo de inversión previa y marcó que lo más complejo de abordar será su incorporación ya que contempla “un cambio cultural”.

“Hay que cambiar hábitos y costumbres y sabemos que eso significa más trabajo que invertir presupuesto”, evaluó y comparó lo sucedido en la ciudad cuando se avanzó con la ordenanza que prohibía fumar en espacios públicos. “Era impensable imaginarnos que no se pudiera prender un cigarrillo en cualquier lugar cerrado y hoy llama poderosamente la atención si alguien lo hace”, defendió.

 

Algunas alternativas

 

Teniendo en cuenta que el 80 por ciento de la “enorme cantidad” de bolsas que circula por la ciudad pertenece a las entregadas en supermercados, el GEN insistió con necesidad de limitar la entrega de estos objetos, pese a las decisiones adoptadas por algunas de las grandes cadenas con sede en Tandil.

La ex candidata a diputada respaldó la propuesta y aseguró que “hay que volver a la vieja bolsa de mandados, al carrito, a la nueva bolsa de papel que se vende en los supermercados, a la caja o bolsa de cartón”.

Insistió en que la idea es “eliminarla” de los centros comerciales y que “directamente no la tengan a disposición”, que “desaparezca”, y no descartó otorgar un plazo de adaptación a la norma, que el texto no lo contempla pero que podría incorporarse.

Aseguró que no pretenden “cargar” a las grandes cadenas ni a los locales más pequeños con “costos adicionales” sino “cambiar la mentalidad de la gente para que cada consumidor lleve su propia bolsa para las compras”.

 

Antecedentes

 

Hacia finales del año pasado los legislativos de Chascomús y Rauch sancionaron las ordenanzas que prohíben la entrega de bolsas plásticas en locales comerciales, mientras que en septiembre de este año, en Villa Gesell, se avanzó con una normativa similar que crea un programa de reducción de uso de polietileno y establece entregas máximas por compra hasta la eliminación total del producto.

Con estos antecedentes, a los que se suma Tres Arroyos, el GEN tomó contacto con concejales de los municipios mencionados para conocer más detalles sobre las propuestas convertidas en ordenanzas.

En cada experiencia desatacaron la “resistencia inicial” que presentó la puesta en marcha de las iniciativas. Como punto positivo valoraron la “reducción en los costos en la limpieza y mantenimiento de desagües cloacales y boca de tormenta” porque estos elementos representan “la primera causa de obstrucción”.

 

Una conciencia ambiental

 

A modo de cierre Thostrup destacó que cada vez más ciudadanos incorporan prácticas cotidianas que aportan al medioambiente y utilizan objetos alternativos para el transporte de mercaderías.

“Tandil está considerada como una ciudad saludable”, justificó respaldando la importancia de lograr avances en la materia y sancionar una legislación que atienda la problemática de las bolsas plásticas, consideración que “nos compromete aún más”.

“En materia ambiental tenemos muchísimo por hacer”, concluyó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario