Provincia adeuda tres meses de subsidios y cesó la actividad en el Hipódromo

La empresa que administra el Hipódromo de Tandil confirmó ayer que el Instituto Provincial de Loterías y Casinos le adeuda tres meses de subsidios, lo que implica una suma superior a 1,8 millones de pesos. Como consecuencia de esa demora, debieron suspender todas las actividades, aunque realizan el esfuerzo por mantener la pista. Desde el gobierno de Daniel Scioli les informaron, lisa y llanamente, que deben esperar porque no hay plata.

El subsidio que reciben los hipódromos de la provincia de Buenos Aires está normado por la Ley 13.253, que destina un porcentaje de la recaudación de los casinos y bingos del territorio bonaerense al desarrollo de la industria del turf, a partir de la premisa de que brinda trabajo a gran cantidad de familias.

En la actualidad, además de Tandil, los circos de carreras de Azul y Dolores también están sufriendo por los atrasos en la entrega de los subsidios que permiten mantener la infraestructura, pero también pagar los premios de las carreras y los incentivos a los distintos trabajadores del turf.

De acuerdo a información que circula en el ámbito del hipismo, en la última carrera que se organizó en Dolores no se pagaron los premios aunque las dos competencias fueron oficiales y se emitieron por simulcasting.

 

Sin precisiones

 

En diálogo con El Eco de Tandil, el gerente de la firma Hipódromo de Tandil SA, Jorge Mario Palazzo, confirmó la problemática que atraviesa el circo de carreras local. “El subsidio no se cobra desde el mes de septiembre. Hoy (por ayer) venció el tercer mes que nos deben”, dijo, y explicó que la fecha de cobro siempre fue el 10. “Teóricamente por contrato, nos deben tres meses”, precisó.

Tras las gestiones que realizaron los socios de la empresa ante Loterías, manifestó que la respuesta fue “que hay que esperar, que no hay dinero” y explicó que entre los hipódromos oficiales se reparte un porcentaje de lo recaudado por bingos y casinos.

“Loterías es un intermediario que recibe ese dinero para distribuirlo en los hipódromos del interior”, y consideró que los recursos deberían existir “porque los bingos y los casinos están todos abiertos”.

Por este motivo, se estima que el dinero de los subsidios se destinó a otros gatos, y tampoco les dieron un plazo preciso o fecha estimativa para la regularización de la deuda.

 

Las consecuencias

 

En cuanto al impacto de la falta del subsidio en el Hipódromo local, el gerente describió que “la actividad principal es la hípica, que son las carreras, y se estaba construyendo la escuela de equinoterapia y la escuela de jockeys aprendices dejó de funcionar esta semana porque no se pueden soportar los gastos”.

En cuanto a las citas hípicas, señaló que “se corrió el mes pasado. Se pagaron todos los premios, pero ya no se puede seguir haciendo carreras y seguir con la construcción de equinoterapia, que era muy importante para la ciudad”.

Palazzo indicó que ya le avisaron a Loterías que si no llega el subsidio no van a programar las carreras de este mes. “Si no se realiza el pago, cesa la actividad totalmente. Se podrá mantener el hipódromo como para que los caballos puedan tener entrenamiento acá y puedan ir a correr a otro hipódromo. Pero no se podrá por mucho tiempo porque hay personas trabajando, hay gastos y esto no se puede soportar”, lamentó.

 

Los recortes

 

En cuanto a la escuela de aprendices, informó que cursaban unas catorce personas de Tandil, Mar del Plata, Las Flores, Cacharí y Azul, quienes sentirán el impacto del corte en las actividades que ya llevaban 6 meses.

En relación a las instalaciones para la escuela de equinoterapia, describió que estaba avanzada la construcción de uno de los corrales que se necesita y también habían comenzado con una sala, dos baños y demás dependencias.

Palazzo explicó que hasta ayer trabajaron con normalidad y realizaron el mantenimiento sobre la cancha, pero advirtió que “si no se reciben fondos, no se puede. La pista va a ser lo último que se va a dejar de mantener porque, más o menos, el parque caballar que hay en Tandil es de 130 ejemplares”.

También compartió que se suspenderán las carreras en Tandil, Azul y Dolores, “los lugares donde más se compite”, entonces “van a tener que ir a correr a La Plata y eso implica un gasto de aportes, de viajes, y a los dueños de los caballos se les complica”.

Sumado a esto, unas diez familias viven en el circo de carreras tandilense y muchas personas trabajan vinculadas en forma directa e indirecta en la actividad, desde la reapertura del predio, en 2005.

Por último, Jorge Palazzo explicó que se comunicaron con los administradores del hipódromo de Azul, quienes también determinaron no organizar carreras hasta tanto se regularice la situación con el subsidio provincial.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario