Pruebas Aprender: 8 de cada 10 alumnos manifestaron que no reciben Educación Sexual en las escuelas

Gabriela Gervasio analizó los resultados de las pruebas Aprender.

El Eco

En el Operativo Aprender, realizado en todas las escuelas del país el año pasado,  8 de cada 10 alumnos mencionaron que la Educación Sexual Integral es lo que falta dar en las escuelas. Si bien es ley, no todo el mundo se apega a la normativa y no se da en todos los establecimientos, según lo que se ha escuchado y evaluado al respecto.

TANDIL FM 104.1 conversó sobre el tema con Gabriela Gervasio, Licenciada en Educación, capacitadora y directora del Colegio Ayres del Cerro.

“La Ley Nacional 26.150 data del año 2006 y requirió un gran despliegue en capacitación docente para acompañar a las escuelas en este proceso. Hay que entender que la Educación Sexual Integral habla desde un lugar diferente que tiene que ver con la vinculación con los demás, más allá de los métodos anticonceptivos, cuerpo y salud, que son temas muy importantes, la ley trata acerca de  cómo vincularse con los otros, la afectividad, resolución de conflictos, diversidad, género, distintas manera ser varón y mujer”, explica la especialista.

La ley no prescribe que haya una materia específica sobre educación sexual, sino que propone que haya un trabajo transversal desde todas las áreas, un trabajo articulado con todos los docentes de la institución y promueve la utilización de los conflictos  que aparecen a diario en la escuela.

“No se trata sólo de la genitalidad y la biología, las ciencias naturales. Cada área va a aportar algo diferente, hay diversos contenidos que posibilitan que los contenidos de los espacios curriculares puedan relacionarse con la ESI”, aclara.

Gervasio señaló que “un alto porcentaje de chicos manifestaron que la escuela les aportaba algo interesante, que vale la pena ir a la escuela porque les hablan de muchas cosas pero quizás no de educación sexual como a ellos les gustaría. Son procesos que tienen que hacer las escuelas como institución para poder abordar estos temas.”

La educadora, además, puntualizó que en los inicios de la aplicación de la ley “los docentes no se sentían capacitados. No sabían qué transmitirles a los chicos, se colaban también algunas cuestiones culturales y/o religiosas, los docentes creían que tenían que ser expertos en la materia. Pero esto no es así. Hay que trasladar las enseñanzas. No es necesario posicionarse como experto sino abordar desde las diferentes áreas las diversas problemáticas, desde lo biológico, psicológico, cultural, vincular.”

Cómo lo aplica cada establecimiento educativo 

La duda surge cuando nos preguntamos si la aplicación es obligatoria de una manera más estricta o queda a voluntad de la impronta de cada escuela. Si bien la aplicación es obligatoria, cada institución lo puede personalizar de acuerdo a su proyecto institucional.

“Hay un montón de recursos, diversas bibliografías, mucho material para usar. De acuerdo a las problemáticas de cada institución, cada una pueda apropiarse del proyecto y particularizarlo  según sus necesidades”, concluyó Gervasio.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja tu comentario