Reclaman el cordón cuneta sobre la calle Mosconi

Un nuevo reclamo vecinal tocó las puertas de esta Redacción. Esta vez, en el barrio San Juan, donde un vecino -quien prefirió reservar su identidad- alzó la voz para advertir sobre el mal estado de la calle Mosconi al 1900, donde vive él.
En diálogo con este Diario, contó que “los días que llueve, Mosconi se inunda todo porque no ha pasado la motoniveladora acá, no han hecho zanja. Desde Tucumán hasta Entre Ríos es un zanjerío terrible, ya se está cerrando la calle; pero el capataz de Vialidad no da caso, ya se lo llamó 4 ó 5 veces y no aparece”.
Aseguró que desde “siempre” la calle estuvo así, y dijo que “de las únicas calles que se ocupan con la motoniveladora son Entre Ríos y La Pampa, nada más”.
Insistió luego en advertir que “de acá de Tucumán a Entre Ríos es una zanja que ya se está cerrando la calle, cuando llueve esto se inunda todo. Un remis tiene que dar marcha atrás para poder subir”.
Según indicó, los vecinos quieren el cordón cuneta porque “así podemos hacer el contrapiso, tener la vereda lista”, y señaló que -en cambio- han hecho “el asfalto desde Trabajadores Municipales hasta la Salita, en 9 años que está la Salita no entró ni salió una ambulancia, estaba todo arenado. Si no se quedan los coches, no se va a quedar una ambulancia. Entonces, todo ese material que han tirado ahí, podrían haberlo utilizado para el cordón cuneta, los vecinos estaríamos contentos, con las veredas hechas y todo”.
Si bien confesó que aún no se han intentado comunicar con las autoridades, lanzó que “tendrían que haberse dado cuenta ellos”.

La seguridad del barrio
 
Por otro lado, consultado sobre la seguridad en el barrio, el vecino contó que “hace 2 ó 3 noches que están robando por aquí atrás, cerca de la biblioteca, con decirle que tengo que atar mi perro, un Rottweiler malo, en la puerta de casa. Es imposible vivir así, la policía anda a la tardecita, con las luces, todo… pero después se borran”.
Contó que ha llegado a la madrugada a su casa, a pie, y no se veía nada. Entre los vecinos se llevan bien, dijo, y el barrio suele ser tranquilo pero “los ladrones son de afuera, al señor de una casa en construcción tenía colocados ya setenta y pico de planchones. Se los robaron todos. Estaban un sábado a la noche y al domingo no había nada”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario