Reconocimiento positivo de un sospechoso que había sido detenido en Mar del Plata

Ayer por la mañana en la sede de la DDI local se observó un notable movimiento ante el traslado de los dos sospechosos de varios atracos, recientemente detenidos en Mar del Plata. Es que fue el tiempo de realizar diligencias varias que hacen a ruedas de reconocimiento de damnificados tandilenses que pudieron haber sido víctimas de los apresados.
En efecto, por lo que pudo confirmarse de fuentes judiciales, uno de los detenidos, identificado como Gabriel “El Tucu” Rolando, fue reconocido por -hasta aquí- tres sucesos delictivos ocurridos recientemente en la ciudad.
Según se indicó, hubo un desfile de 11 vecinos que procedieron a la diligencia procesal ordenada por las fiscalías intervinientes, a cargo de Luis Piotti y Marcos Eguzquiza, por hechos que tendrían el común denominador de los mismos sospechosos, entre ellos Rolando. De hecho, ya pesaba una orden de detención para el mencionado por el ilícito que padeciera una modista de calle Chienno al 300, ocurrido el 7 de agosto, cuando la mujer fue amenazada con un arma de fuego y la dejaron maniatada dentro del domicilio luego de sustraer electrodomésticos varios.
Uno de los reconocimientos positivos tuvo que ver con dicho suceso delictivo, en tanto también corrió con la misma suerte para con el robo a mano armada perpetrado en una librería situada en la calle 25 de Mayo al 100, ocurrido el pasado 28 de julio, donde tres malvivientes (se cree que uno de ellos fue Rolando) amenazaron y golpearon a la familia propietaria del comercio que vive en la parte posterior del lugar. También se confió que el señalado fue sindicado por otra víctima mujer que había sido asaltada en su propia casa, aunque no trascendieron los detalles.

Antecedentes
Cabe consignar que Rolando cuenta con un frondoso prontuario. Fue condenado por el violento asalto sufrido por la familia Vena en abril de 2008, que terminó con un tiroteo y en el que el citado gatilló a las cabezas de las víctimas, aunque las balas no salieron.
Asimismo, fue protagonista de un juicio en el TOC 1 de julio de 2011, cuando tenía 18 años, donde fue juzgado por un hecho ocurrido el 20 de noviembre de 2009, alrededor de las 21, cuando el citado ingresó junto a un cómplice al comercio de 11 de Septiembre 732, donde portando un arma de fuego, intimidaron a los presentes y se alzaron con distintos objetos de valor. Incluso Rolando le aplicó golpes a una de las víctimas al requerir más de lo que hasta allí habían recaudado como botín.
Una vez salidos del local, a escasos metros fueron aprehendidos por personal policial, quienes advirtieron sobre la manipulación del arma.
Ya sobre el segundo de los hechos endilgados, se reseñó que ocurrió en el domicilio de Lobería 1227, donde Rolando ingresó tras romper un vidrio de la ventana de la cocina que da al patio del fondo y luego ingresó a la finca.
Vale reseñar que sobre el otro par de tandilenses detenidos en la ciudad balnearia (ver aparte) identificados como Martín Leguizamón y Sebastián Zabala Olagaray, no hubo reconocimientos aunque permanecen detenidos por el hecho en el que terminaron apresados por la policía. u

PARA CORTAR

Las detenciones

Según informaron oportunamente los medios marplatenses, el lunes los tres señalados fueron detenidos por la policía luego de robar varias pertenencias de una vivienda ubicada en José Ingenieros al 600. Los malvivientes amedrentaron a los moradores y se retiraron de la finca con elementos de valor, pero en su huida fueron sorprendidos por efectivos que luego de una corta persecución lograron intercambiar disparos hiriendo a un delincuente, y procedieron a la detención de los mismos rescatando el botín.
Pasadas las 10, una familia fue sorprendida en Parque Luro por tres hampones mayores, que portaban armas de fuego y que fueron utilizadas para amenazar a los propietarios del lugar.
Después de alzarse con los elementos de valor del domicilio se dieron a la fuga, pero se encontraron con varios uniformados que los estaban esperando en el exterior de la casa. Los asaltantes no se entregaron y cubrieron su salida a los tiros.
Luego de una corta persecución, uno de los malvivientes resultó herido en una pierna y sus compañeros depusieron su actitud. Los ladrones fueron aprehendidos a pocos metros de donde cometieron el atraco. Allí se les secuestró los elementos de valor robados en la vivienda, tres armas (dos calibres 32 y la restante 22) más algo de droga que aparentemente era utilizada para consumo personal.
En lo que respecta al sujeto herido, la lesión no reviste gravedad alguna y fue dado de alta a las pocas horas. Por su parte, los otros dos fueron trasladados al Penal de Batán, desde donde ayer fueron traídos a Tandil para cumplir con la rueda de reconocimientos para luego retornar a la unidad carcelaria.

FOTO GENTILEZA BRISAS

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario