Regresa la desopilante comedia ?Arriba los pasajeros, sale el tren `El Tandilero´”!

 

El guarda es el alter ego de Pepo Sanzano: Angel Teté Molina, presidente de la Peña El Atraso. Un guarda típico de aquel tren de las décadas del 70 y 80. El maquinista, a fuerza de guitarra y canciones, es el autor Elías El Hage. El periplo del viaje son las calles, los paseos públicos, las mitologías, nuestras celebridades “for export”, personajes y leyendas urbanas del Tandil posmoderno. Un relato concebido tanto para los vecinos como para los turistas acerca “de lo que no muestra la historia oficial”, tal como cuentan los intérpretes. Así, durante una hora y quince minutos “Arriba los pasajeros, sale el tren `El Tandilero´”! promete un combo de humor, sarcasmo y nostalgia para el nuevo show del otrora dúo radiofónico.
-¿Cómo se preparan para reponer esta obra?
Elías El Hage: -Con expectativa y alegría. Nos provoca mucha alegría hacer “El Tandilero”. Surgió como una posibilidad de pocas funciones en el Club de Teatro pero a la gente le encanta.
Pepo Sanzano: -Y a nosotros, más… disfrutamos en el escenario de lo que pasa con las reacciones del público y muchísimo de volver a escena los dos.
-¿Qué fechas estarán en escena?
E.E.H.: -Estaremos todos los sábados de enero a las 22 en Antonino. Aclaramos que son 40 localidades nada más, así que recomendamos hacerse de la entrada con tiempo.
 
Buenas vivencias
 
-¿Qué experiencia hicieron con esta obra durante su estreno?
P.S.: -Genial, como te decíamos antes, el público reacciona cómplice al viaje que les proponemos por todo Tandil. Y además, volver a trabajar juntos con Teté (el personaje que hago y que nació en el programa de radio que teníamos juntos), es algo que el público disfruta mucho, ya que el grado de conocimiento entre los dos se nota y hace que todo fluya de manera muy divertida.
E.E.H.: -Como decimos siempre, entre los dos nos conocemos de memoria, cosa que hace que podamos proponer cosas todo el tiempo para hacer crecer el show.
P.S.: -No es que improvisemos, pero siempre se recrea el espectáculo y está muy distinto al día del estreno, como más “gordito”.
-¿Cómo les fue en el museo y el teatro?
E.E.H.: -Muy bien. Trabajamos seis funciones a sala llena en el Club, cosa que hizo que pensáramos la propuesta de seguirla en otro lado y, como por la época no había salas, se me ocurrió hablar con la gente del Museo del Fuerte, como una manera de colaboración también. Y fueron tres funciones más con localidades agotadas. Un placer.
P.S.: -Sí, una felicidad estar trabajando en el museo. Una experiencia hermosa, en una de las salas transformada en espacio teatral y con mucha de la gente aprovechando para conocer y entrar por primera vez al lugar.
 
Invitación
 
-¿A qué público está dirigida?
E.E.H.: -Cuando se gestó el proyecto, cuando tuve la idea, estaba pensada para vecinos nacidos y criados, venidos y quedados y turismo. Pero el mismo día del estreno nos dimos cuenta que para los turistas se les iba a complicar la mirada que nosotros tenemos de Tandil. Es una mirada muy de complicidad, con giros referenciales muy de acá. Por lo tanto es bien para los de acá y los que se vinieron y eligieron nuestra ciudad. 
P.S.: -Además es para todos los que nos quedamos a disfrutar del verano tandilense. Una propuesta para disfrutar acá. Que ya desde hace un par de veranos se nota en las salas. La gente sale mucho y quiere ver espectáculos de acá. Así que la invitación es para todos los vecinos. 
-¿Y por qué la recomiendan?
E.E.H.: -Porque van a disfrutar de un show hecho para la diversión, para recorrer pasajes de nostalgia y para reírnos de nosotros, que es la mejor manera de encarar la vida.
 
Risa asegurada
 
-¿Qué pueden adelantar de las escenas?
P.S.: -Hay de todo un poco, es un espectáculo muy musical. Escrito por Elías, con canciones compuestas por él, en donde recorremos a Tandil en un tren imaginario y vamos parando y pasando por diferentes estaciones. Algunas tienen que ver con espacios concretos y otros con lugares abstractos o de fantasía o metafísicos. 
E.E.H.: -Así pasamos por la estación del “turismo”, la estación de la semana “chanta”, una muy festejada estación de las “celebrities” tandileras, en donde caen absolutamente todos nuestros famosos, la estación del pecado, y la de los adefesios monumentales, entre otras.
-¿Cuáles son las partes más divertidas?
P.S.: -Hay muchísimas. Me toca un monólogo que hace Teté sobre una historia maravillosa, “Palmó en el mueble”, se llama. Tiene que ver con una historia verídica y que hace que todos después me pregunten: “¿Quién era, che?” 
E.E.H: -En realidad es una hora y 20 de mucha risa, que no para. 
 
Entradas en venta, anticipadas y con descuento, en El Eco Multimedios.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario