Renunció la ministra de Educación bonaerense en rechazo a un “ajuste” en las suplencias docentes

 

La saliente funcionaria no descartó que por los recortes planteados por el gobernador en su área queden "miles de docentes en la calle" y advirtió que deja el cargo por una diferencia "ideológica" con el mandatario provincial.
"Que de un día para el otro le exijan un recorte, ajuste (o como se lo quiera llamar) al área de educación de una provincia, representa una época que Argentina no debería volver a vivir nuevamente", enfatizó Gvirtz en su duro texto de renuncia dirigido a Scioli.
La saliente funcionaria advirtió que su diferencia con Scioli no parte de "un estilo diferente de ver la política educativa", sino "es básicamente una concepción ideológica".
"La educación es mi convicción de vida. Es esa la convicción que me impide imaginar a miles de docentes en la calle, expulsados precisamente por la misma Dirección que los incorporó", advirtió.
Gvirtz se mostró "absolutamente de acuerdo en que se propusiera un plan de austeridad que permitiera detectar situaciones en donde se pudiera producir ahorro u optimización de recursos" y reconoció que "el otorgamiento de licencias es un sector clave para ello".
"Pero no es equivalente a plantear un ajuste como el que se  exige, y una Dirección general de Educación no puede tener como tarea sacar docentes suplentes de sus cargos", advirtió Gvirtz.
La saliente funcionaria argumentó que "la mayoría de los docentes trabaja, y además trabaja muy bien".
"No se merecen ser la variable del ajuste sólo porque la educación maneja una gran masa de recursos comparada a otras áreas", subrayó Gvirtz, quien se había incorporado en diciembre al gobierno provincial luego de una reconocida trayectoria académica.
Además, remarcó: "entiendo que mi negativa a poner en riesgo el trabajo de los docentes, eslabón fundamental de la política educativa, lleva a intervenir la Dirección que tengo a cargo. Ante ello, no tengo otra opción que presentar mi renuncia".
En momentos en que el mandatario provincial se encontraba en La Matanza para entregar nuevos patrulleros a esa comuna, se conoció la renuncia de la ministra bonaerense, esta mañana.
La dimisión llega luego de que Scioli dispuso designar como  secretario administrativo del área educativa a Walter Carbone, con la idea de profundizar la "resignación y optimización" del gasto.
Carbone es un hombre de estrecha confianza del jefe de Gabinete, Alberto Pérez.
Pero, además, pondrá a trabajar en el mismo sentido al actual secretario general de la Gobernación, Luciano Di Gresia, quien a su vez será reemplazado en el cargo por Eduardo Camaño, indicaron a Noticias Argentinas fuentes oficiales.
De esta manera, Scioli avanzó con la idea de reasignar  recursos en Educación y poner la lupa sobre las licencias docentes, medidas que serían resistidas por Gvirtz.
En el texto de su renuncia, la pedagoga señaló que había presentado un "Plan de Presentismo para mejorar las condiciones de trabajo de los docentes" que mantenía "intacta la partida de personal".   Y admitió que si bien es un contexto de "necesaria austeridad" con el que está de acuerdo, no avala un "ajuste" que afecte a los docentes.
Explicó que, por ejemplo, firmó recientemente una resolución que limita los subsidios a escuelas de gestión privada, aunque no estaba dispuesta a reducir los fondos destinados a suplencias de maestros.
"Soy maestra. No puedo bajo ningún punto de vista obrar en contra de mi identidad y de mis principios", enfatizó.
Además, remarcó: "con la iniciativa del Gobierno nacional, Argentina avanzó superando el 6 por ciento del PBI como inversión educativa. Las provincias no deberían retroceder. La dolorosa historia reciente y sus ajustes no deberían hacerse presentes nuevamente".

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario