Roland Garros sin argentinos: perdieron Mónaco, Berlocq y Bagnis

Lejos de los días en los que Guillermo Coria y Gastón Gaudio jugaron la final de Roland Garros (2004), hoy Argentina se quedó sin representantes en la segunda ronda del Grand Slam francés, tras la eliminación de Carlos Berlocq, Juan Mónaco y Facundo Bagnis.

Ninguna de las tres derrotas fue una sorpresa. Bagnis cayó ante Rafael Nadal, el rey de París, Mónaco lo hizo ante el también español David Ferrer, uno de los mayores especialistas en polvo de ladrillo, y Berlocq cedió ante el belga David Goffin, 12º cabeza de serie y uno de los jugadores que más ha crecido esta temporada.

Estas tres eliminaciones se unen a las de Guido Pella, ante el francés Gilles Simon, y Marco Trungelliti, frente al español Albert Ramos, del miércoles. De los cinco argentinos que superaron el primer partido en París ninguno fue capaz de dar el salto siguiente.

Esta actuación contrasta con la de la armada española, que situó este miércoles a 8 de los 32 jugadores que disputarán los dieciseisavos de final.

“Me faltó un poco de determinación, pero es normal porque hacía tiempo que no jugaba con jugadores de este nivel. Tanto en el primer set como en el tercero, estuve con break a favor, si hubiera ganado una manga le podía haber hecho dudar”, dijo tras su partido el veterano de 33 años Berlocq, que llegó al cuadro principal después de salvar varias bolas de partido en los partidos de la previa.

Mónaco y Ferrer, un espectáculo.

Berlocq, que suma 9 participaciones en Roland Garros desde que debutara en 2006 sin pasar de la segunda ronda, se marcha con un buen sabor de boca de París.

“En la clasificación tuve tres partidos muy peleados y hoy jugar segunda ronda tiene cosas positivas”, señaló.

Más tarde Mónaco protagonizó un partido de lujo con David Ferrer, entre dos de los grandes nombres del polvo de ladrillo en la última década.

“Me lo puso muy difícil, jugó muy agresivo, tuvimos que correr y luchar todos los puntos, además es muy difícil hacer puntos con el saque porque la pista está muy pesada”, dijo el español en conferencia de prensa, subrayando que estaba “agotado”.

El argentino, que dijo que su objetivo era regresar a los 30 primeros puestos de la lista (ahora es el 92º), desveló que sufrió algún problema en la cadera durante el partido.

Ante Nadal en la Central.

Pero el que se llevó el gran premio del día fue Facundo Bagnis, 99º de la ATP, que se dio el placer de comparecer en la pista Central de Roland Garros ante Rafael Nadal.

“Lo que me dolió fue el segundo set, fue mi peor momento, me sentí enojado, con bronca con mi juego, pero haciendo balance fue un partido de tenis muy regular por mi parte”, dijo el tenista de 26 años, acostumbrado a jugar en escenarios secundarios del circuito.

El argentino, en su cuarta participación en un Grand Slam, cayó en tres mangas por 6-3, 6-0 y 6-3 ante un Nadal que logró su 200ª victoria en un grande.

“Un partido así lo vives desde la noche anterior, desde la ronda anterior, genera un mundo saber a lo que te vas a enfrentar y por ese lado es difícil, no sólo tácticamente, se requieren muchas cosas importantes para hacerlo bien”, señaló, satisfecho tras la experiencia. AFP-NA

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario