Rompieron una puerta y robaron en una inmobiliaria

A plena luz del día se registró en la jornada de ayer un nuevo hecho delictivo en la ciudad, en esta ocasión en un estudio inmobiliario que funciona en calle Chacabuco y Constitución.

Todo se desencadenó pasadas las 16 y según narraron ocasionales testigos que dieron aviso a la policía, dos individuos que transitaban en una moto color rojo ocasionaron la rotura de la puerta de vidrio, para ingresar tomar dos computadoras notebook con las que trabajan los martilleros públicos, y darse a la fuga tomando la diagonal que conduce al Parque Independencia.

Quienes vieron el accionar de los delincuentes se comunicaron con el 101, llegando de inmediato hasta el lugar, efectivos de la comisaría Primera y Policía Local y montándose un operativo en el mencionado barrio, intentando dar con el dúo de ladrones, algo que no arrojó los resultados esperados.

Cabe señalar que el estudio inmobiliario Caruso – Blois – Giammaría, está conformado por los socios Fedra Lorena Caruso, María Belén Blois y Lucas Javier Giammaría y funciona en la citada dirección desde el mes de marzo de este año, siendo el primer robo que sufren.

“Agarraron lo que tenían a mano”

Al ser consultada Belén Blois le indicó a El Eco de Tandil que “habrá sucedido alrededor de las 16, a plena luz del día y con el constante tránsito que hay en esta esquina. Realmente los delincuentes hacen lo que quieren”.

Contó que “junto con Lucas (Giammaría) nos fuimos a las 15.30 a ver una propiedad, en ese momento el local quedó solo”. En cuanto al faltante indicó que “se llevaron las dos notebook que había en los escritorios, en mi computadora tenía de todo además de datos que hacen al funcionamiento de la oficina”.

Fueron tres adolescentes los que vieron el accionar de los individuos, bajándose quien iba como acompañante para romper la puerta de vidrio e ingresar al local. La descripción dada a los efectivos policiales señalaba que los malvivientes se movilizaban en una moto de baja cilindrada de color rojo, utilizando el acompañante una campera deportiva de color negro, ambos con cascos colocados para que sus rostros no puedan ser observados.

Tras el robo, la zona se mostró preocupada por la hora en que aconteció el hecho y porque temen que una situación similar puede sufrir cualquier comerciante, teniendo en cuenta que funciona un minimercado, una panadería, una farmacia y más comercios hacia la esquina de Chacabuco y 25 de Mayo.

Con la lógica bronca por lo sucedido los damnificados manifestaron que “de esta situación no zafa nadie de esto, es una mier…, miren la gente que pasa y te roban como si no hubiera nadie”.

Sin alarma

Los socios del estudio inmobiliario señalaron que no poseen ningún sistema de alarma. “Con los que nos sucedió tendremos que pensar en que ponemos, si alarma o rejas en todo el frente para frenar, de alguna manera, a quienes hacen este tipo de cosas” expresaron para luego añadir que “lo concreto es que nos tocó y ahora además de tener que ir a hacer la correspondiente denuncia, tenemos que ir a una vidriería a reponer la puerta que destruyeron”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario