Santamarina enhebró la goleada en media hora y permanece en lo más alto

En apenas media hora, Ramón Santamarina resolvió su compromiso de anoche ante Gimnasia de Jujuy, rival al que goleó por 3-0 en el estadio San Martín, en la continuidad de la 19na. fecha de la B Nacional de fútbol.

Liderado por la inspiración de Arnaldo González, de antológico primer tiempo, el aurinegro ya había acopiado una ventaja de tres tantos en apenas 27 minutos de la etapa inicial.

Ante un adversario sin reacción, el resto del encuentro estuvo de más.

Luego de que la visita se animara a plantarse con varios futbolistas en campo rival y por momentos adueñarse de la iniciativa en los pasajes iniciales, el aurinegro golpeó a fondo en su primera aproximación.

Fue a los 8 minutos que se abrió el marcador mediante un poderoso derechazo de “Pitu” González, corolario de una acción que tuvo asistencia de Telechea y profundización previa de Federico Pérez.

Sin dejar margen para la recuperación a su oponente, los de Coleoni estiraron la ventaja en su siguiente visita al área jujeña, apenas tres minutos más tarde.

Aunque esta vez la definición llegó con un rebote en Berza, fue nuevamente Arnaldo González el protagonista principal de la maniobra. Tomó un pase corto de Diego López, impuso su velocidad para llegar hasta el fondo sobre banda izquierda y, con tremenda lucidez y precisión, alimentó la llegada de Telechea, cuyo disparo fue devuelto por el travesaño antes de impactar en Berza para transformarse en el 2-0.

En poco más de diez minutos, Gimnasia veía derrumbar su estructura, y terminaría deambulando por la cancha los restantes ochenta.

En esa etapa inicial, apenas mostró destellos en Céliz y Salcés, quienes situados unos metros más adelante de la línea de volantes intentaron juntarse con Haberkorn, algo que quedó apenas en la intención, dado que el único punta de los jujeños fue reemplazado casi sin haber participado del juego. Más de uno de los tibios avances norteños se finiquitaron con disparos de media distancia, sin consecuencias para Requena.

Pero, pese a parecer tener todo controlado, el local debió atravesar un sobresalto a los 18’, cuando Ferreyra fue descuidado en el punto penal y, tras el desborde de Sanabria, elevó demasiado su disparo, en la ocasión más clara de la noche para el “Lobo”.

La de no perdonar fue una de las principales virtudes de Santamarina anoche, y fue así que a los 27’ llegó a un nuevo festejo. Otra aparición de “Pitu” derivó en un medido centro de Mariano González, usufructuado por Arraya, cuyo cabezazo viajó hasta la red ante el indefenso Avallotti.

La sensación de que era cosa juzgada fue generalizada, y no habría margen para sorpresas. Sebastián Méndez buscó variantes posicionales (Céliz y Salcés intercambiaron de banda) y también en el banco de suplentes con los ingresos de Peralta y Miranda. El primero generó algo de preocupación recostado sobre la derecha y el espigado centro delantero fue tan poco gravitante como Haberkorn. La diferencia en el marcador era tan grande como la falta de inventiva de Gimnasia de tres cuartos hacia adelante.

Santamarina se supo ganador mucho antes del silbatazo final, y en todo el segundo tiempo trabajó bajo una intensidad moderada. La buena gestión de Mariano González y Scoppa en la zona media le permitió ejercer el control del balón durante prolongados pasajes y el improductivo adelantamiento de su adversario le dejó el camino allanado pensando en las réplicas. En su llegada más clara, Telechea pateó ancho tras la habilitación de Arraya.

Del otro lado, Requena trabajó muy poco y se permitió cerrar otro partido en Tandil con su valla incólume.

Su ráfaga del primer tiempo, con un “Pitu” González fulgurante, le permitió al aurinegro “descansar” en buena parte de un triunfo que le vale sostenerse en la cima y robustecer su pretensión de soñar con algo grande.

 

la figura

Arnaldo González

Cuando se enchufó, resolvió el partido. Anotó el primer gol, hizo una fabulosa jugada en el segundo e inició la del restante. Menos de una hora en cancha le bastó para ser el mejor por amplio margen.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario