Santamarina reaccionó tarde y no sumó en su visita a un Instituto que hizo valer su eficacia

Santamarina sufrió su tercera derrota consecutiva, al caer ayer frente a Instituto de Córdoba, por la 31ra. fecha de la B Nacional.

El equipo tandilense, alejado del primer puesto que ostenta Patronato de Paraná, atraviesa su peor momento de la temporada. Sigue tercero en la tabla, aunque debe reaccionar de inmediato para que no peligre su clasificación entre los cinco primeros, que buscarán el segundo ascenso a la categoría principal.

En Alta Córdoba, el aurinegro cometió errores puntuales. Y recién en el tramo final volcó el juego en su favor, al punto de poner en riesgo la victoria de “La Gloria”. Antes, Instituto había aprovechado mejor sus momentos favorables y su triunfo parecía sellado sin mayores sobresaltos.
El dueño de casa se hizo de la iniciativa desde el comienzo, aunque el juego fue friccionado y cada equipo tuvo la premisa de no entregarle espacios a su rival.
Recién sobre 24′ hubo trabajo para Requena, en una doble salvada. Primero, tapó con el pie izquierdo un envío cruzado de Endrizzi, y luego un disparo alto de Bauman.
A Santa le faltó consistencia como para contener los ataques del rival. Por eso, Hereñú tuvo facilidades para enviar un centro que, tras desviarse en Scoppa, fue aprovechado por Bauman. El “7” resolvió con derechazo violento para abrir el marcador.

El aurinegro no se resignó. Estuvo cerca de la igualdad en una definición alta de Hoyos y la consiguió por intermedio de Arnaldo González, tras buena participación de Michel. “Pitu” controló entrando a la medialuna y despachó un tremendo remate con derecha, para el 1-1.

Pero una acción aislada e inesperada le devolvió la ventaja al local. Bauman envió un centro que no llevaba mayor riesgo, y Alfredo González batió su propia valla con un cabezazo que dejó sin posibilidades a Requena.

A poco de comenzado el complemento, el árbitro Penel marcó penal en un leve contacto de Scoppa con Schmidt, cuando éste salía del área y se alejaba el peligro. No pareció infracción, pero poco le importó a Bernardi, ejecutor del remate con precisión para el 3-1.

Coleoni metió mano en el equipo. Mandó a Curuchet por Fassino para tener mayor presencia ofensiva y luego a Timpanaro por Hoyos, quien volvió a acusar una lesión.

Sin desprotegerse ni perder cierto orden, Santamarina mejoró claramente. Olivera evitó el descuento de Michel, tras buen pase profundo de Arnaldo González, en 19′.

Instituto eligió replegarse y el aurinegro anduvo varias veces cerca del área rival, aunque sin la profundidad necesaria como para lastimar con mayor frecuencia.

Hasta que, sobre 46′, Michel definió con clase una asistencia de Timpanaro, renaciendo la ilusión del empate.
Sin embargo, los cordobeses dejaron pasar el tiempo y explotaron (ahora sí) el desorden de su rival en una corrida de Gotti que terminó con la pelota rebotando en el poste izquierdo.

Fue final con derrota para un Santamarina que, por situaciones puntuales del juego, volvió a quedarse con las manos vacías.

INSTITUTO 3-SANTAMARINA 2

(6) Brian Olivera

(6) Jonathan Hereñú
(5) Damián Schmidt
(6) Sergio Rodríguez
(6) Emiliano Endrizzi

(7) Jonatan Bauman
(7) Gastón Machín
(6) Ignacio Antonio
(6) Cristian Bernardi

(5) Pablo Magnín
(6) Mariano Guerreiro

Héctor Rivoira

Leandro Requena (6)

Alfredo González (4)
Martín Aguirre (5)
Emiliano Capella (5)
Federico Azcárate (4)

Nicolás Fassino (5)
Federico Scoppa (5)
Mariano González (6)
Michael Hoyos (5)

Arnaldo González (7)
Martín Michel (6)

Gustavo Coleoni

Cancha: Instituto. Arbitro: Ariel Penel (4). Goles: PT: 27′ Bauman (I); 34′ Arnaldo González (S) y 39′ Alfredo González, en contra (I). ST: 4′ Bernardi (I), de penal; y 46′ Michel (S). Cambios: en Instituto: ST: 26′ Gonzalo Maroni por Magnin, 34′ Gustavo Gotti por Guerreiro y 42′ Diego Mainero por Bernardi. En Santamarina: ST: 8′ Facundo Curuchet (6) por Fassino, 12′ Maximiliano Timpanaro (6) por Hoyos y 20′ Franco Ferrari por Azcárate.

La figura

Jonatan Bauman
Mientras su equipo lo necesitó, fue el más participativo de la cancha, encarando seguido y mandando algunos buenos centros. Abrió el marcador con una definición de primera. Bajó mucho el ritmo en el segundo tiempo, en parte porque Instituto se dedicó a defenderse.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario