Se allanaron domicilios en Azul en busca de los autores del asalto en Gardey

En el marco de la investigación iniciada tras el violento asalto que sufrió este sábado Eduardo y Susana Loureiro en su campo La Victoria, ubicado en el acceso a Gardey, la policía cumplió ayer por la mañana con tres allanamientos que se desarrollaron en la ciudad de Azul, dos de los cuales arrojaron resultados positivos.

Si bien no se logró la aprehensión de ningún sospechoso, se informó sobre el secuestro de un automóvil y de varios elementos que podrían tener interés para la causa, entre los que excluyeron armas y dinero.

Las órdenes de allanamiento fueron otorgadas por la jueza de Garantías 2, doctora Stella Maris Aracil, a pedido de la UFI 16, a cargo de Marcos Eguzquiza.

 

Los resultados

 

En medio de reclamos de los vecinos del pueblo y de las medidas impulsadas para afrontar el complejo escenario, entre las que se confirmó el refuerzo policial en la zona, personal de la DDI Tandil, junto a efectivos del Comando de Prevención Rural, y de las comisarías Primera y Cuarta, desplegó tareas en tres viviendas de Azul, en dos de las cuales secuestró varios elementos.

Según trascendió, en una de las viviendas registradas los uniformados incautaron un Volkswagen Gol blanco que podría haber sido utilizado por los autores del hecho para desplazarse hacia Gardey, ya que huyeron a bordo de una camioneta Ford F100 propiedad de Loureiro, además de celulares y cuchillos.

Los artículos recogidos durante el procedimiento serán exhibidos a los damnificados para certificar su propiedad, para continuar así con el avance de la investigación.

Se trata de una causa caratulada “Robo agravado por el uso de armas de fuego, privación ilegal de la libertad” que se encuentra en proceso y que podría avanzar en nuevas diligencias en busca de pruebas que permitan esclarecer el violento hecho.

 

El hecho

 

Tal cual se informó a través de estas páginas, el sábado alrededor de las 14 tres delincuentes armados con sus caras cubiertas aguardaron escondidos en un maizal el ingreso del productor agropecuario, a quien sorprendieron cuando ingresó con su camioneta a la propiedad.

Acto seguido avanzaron hasta el casco de la estancia, donde se encontraba la hermana. Ambos damnificados fueron maniatados y encerrados, separados, en dos habitaciones, y durante el tiempo que duró la presencia de los intrusos recibieron un violento trato.

Tras permanecer cerca de una hora en la propiedad, los delincuentes se alzaron con una importante suma de dinero, monto que no fue precisado, dos cuchillos de plata antiguos, los celulares y una camioneta Ford F100 en la que escaparon.

En lo expresado se indica que los malvivientes estaban armados, dos con revólver y uno con una especie de escopeta. Tenían sus rostros cubiertos y cuando llegó Loureiro a su campo no divisó ningún tipo de vehículo sobre la ruta.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario