Se entregaron las llaves del nuevo edificio de la escuela 501

En la mañana de este miércoles, autoridades municipales y del Consejo Escolar acompañaron a los directivos de la Escuela 501 e integrantes de la cooperadora de la institución, en una recorrida por el nuevo edificio, cuya inauguración está prevista para el inicio del ciclo lectivo 2015. Los responsables de la empresa constructora entregaron simbólicamente las llaves del lugar.

Junto a los secretarios de Gobierno, Matías Civale y Economía y Administración, Gastón Morando, la presidenta del Consejo Escolar, Susana González, el consejero Cristian Cisneros, la directora de la Escuela, Mariel Echeverría expresó su enorme satisfacción por la concreción del proyecto.
“Es una gran emoción porque hace muchos años que estamos esperando esto. Sabíamos que estábamos cerca, la veníamos a recorrer, veíamos que avanzaba, pero hasta que no te dan el final de obra, hasta que no te entregan la llave es como un sueño que se acercaba pero que no era real. Hoy acá estamos, abriendo la Escuela y preparados para lo que será el día 2 de marzo la inauguración y a partir de entonces que todos los chicos puedan disfrutarla”, aseguró.
Por su parte, Civale expresó que se trata de “una obra largamente esperada, que da respuesta a una lucha de años por parte de la cooperadora, de los directivos y del Consejo Escolar y es a la vez una obra de infraestructura de las más grandes que se han hecho en los últimos años en la ciudad, que además va a permitir el traslado de la Escuela de cerámica y la recuperación de un espacio municipal”.
“Pero lo más importante es que a partir de ahora los chicos van a contar con un espacio acorde a sus necesidades y que el próximo ciclo lectivo va a tener a los más de 200 alumnos en el nuevo espacio”, agregó.
El edificio, ubicado en la calle Lamadrid al 100, tiene una superficie cubierta de 1100 metros cuadrados y una descubierta de similares dimensiones. Dada las características de los alumnos que componen su matrícula, la Escuela debió ser proyectada con parámetros especiales de construcción.
En el nuevo edificio los chicos contarán con salas de kinesiología, fonoaudiología y música entre otros. Hay salones especialmente diseñados para personas con dificultades en la audición o la visión y otros para el tratamiento de trastornos más complejos.
El lugar también tiene un salón de usos múltiples en el que se realizará actividad física, baños acondicionados para personas con discapacidades y espacios en los que funcionarán los pretallleres laborales de economía doméstica y jardinería.
La presidenta del Consejo Escolar, Susana González destacó el trabajo mancomunado de toda la comunidad y recordó que la licitación de la obra tiene ya cuatro años; “los protagonistas de esta felicidad son todos los integrantes de la comunidad educativa”, afirmó, a la vez que agradeció a la Dirección provincial de Infraestructura a cargo de José Luis Arevalo, “fue una decisión política terminar esta escuela, que es la única que se ha podido terminar. En este momento hay un montón que no han podido ser terminadas”.
Stella Maris Vitoria, integrante de la Cooperadora resaltó el trabajo conjunto que la sociedad de Tandil realizó para concretar la obra: “Destaco el compromiso de una comunidad que realmente sabía que necesitaba esta escuela. Estado y comunidad se han unido y cuando la gente se une por algo como esto los frutos terminan llegando, nos aguarda un futuro muy promisorio. Con esta obra nueva podremos pensar en lo educativo más que en lo estructural”.
A su turno, la presidenta de la Cooperadora, Aidé Delgado reiteró el agradecimiento a los responsables de llevar adelante la obra: “tuvimos la suerte de encontrar gente honesta y que realmente cumpliera, más allá de su presupuesto. Hoy es un día muy especial y de ahora en más vamos a necesitar el apoyo de la comunidad porque está entregado el edificio pero faltan muchas cosas que vamos a necesitar”.
Echeverría informó que actualmente están trabajando con el protocolo del Ministerio de Educación de la Provincia en relación a la inauguración y se mostró confiada en que se acerquen autoridades provinciales el día en que comiencen las clases.
“Va a ser una fiesta y un año diferente. Tenemos miles de agradecimientos, principalmente a la empresa constructora y a la arquitecta Marisa Perniche que le puso la vida al proyecto para que se pueda terminar. A la cooperadora de la Escuela porque se ocupan y preocupan, es una cooperadora fuerte que trabajan junto al equipo docente y directivo”, expresó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario