Se incendió una dependencia de la Departamental de Policía y se investigan las causas del siniestro

La dependencia se encuentra ubicada en el primer piso del edificio, en cuya planta baja funciona la Seccional Primera. Al percatarse del fuego, todo el personal que se encontraba desarrollando sus tareas abandonó la sede, quedándose en la calle a la espera de los bomberos.

A los pocos minutos arribó el jefe del Cuartel, Ramón García, quien trabajó a cargo de la dotación que logró calmar en un lapso aproximado de media hora el intenso humo que se desprendía de la ventana del foco ígneo.

Controlado el fuego, García relató a El Eco de Tandil que no podía aún confirmar las causas del siniestro. “Las tareas policiales se van a realizar durante el día”, aclaró.

Hasta ese momento, indicó que se encontraban “tratando de terminar de sofocar el incendio que está controlado, ahora hay que hacer tareas de remoción para evitar cualquier tipo de reinicio que se pueda dar a futuro”.

Sobre la afectación, especificó que “fue solamente una habitación del primer piso”, describiendo que “estaba cerrada por una puerta de madera y contuvo bastante el fuego hasta la llegada de la primera dotación que trató de intervenir por la ventana que da al patio de la dependencia policial”.

Una vez controlada la situación, relató que el personal a cargo ingresó a través de una habitación contigua para establecer dos líneas de ataques por la puerta y de la ventana propiamente dicha.

García afirmó que la afectación en el interior de la habitación fue total. “El resto de las habitaciones contiguas y los pasillos por la gran temperatura provocó la caída del cielorraso y otros elementos”, informó.

Debajo de esta habitación, el jefe del Cuartel Central informó que “hay oficinas y calabozos que no se vieron afectados, tienen otra estructura que obviamente les da seguridad a toda la gente que se encuentra allí”.

 

El despliegue

 

Si bien se hicieron presentes en el lugar tres dotaciones de Bomberos, García aclaró que esto fue a modo de prevención y que con la primera dotación “la tarea estaba bastante controlada pero por cuestiones de prevención y teniendo en cuenta que es un edificio de gran tamaño y antiguo, con todo lo que eso significa en cuanto a material constructivo y el riesgo que existía de propagación -insistió- fue necesario a modo preventivo la presencia de dos dotaciones más”.

Tras la respectiva remoción tendiente a eliminar posibles reigniciones, se realizarán labores de peritaje para determinar las causas del siniestro. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario