Se retrasaron los trabajos en las calderas de Normal

Tras una semana sin clases, las expectativas estaban puestas en lo que podía suceder ayer, día en que se preveía la instalación de los mecheros en las deterioradas calderas de la Escuela Normal, cuyo mal funcionamiento dejó sin calefacción al establecimiento de la avenida Santamarina 851. Sin embargo, las tareas se postergaron al demorarse el arribo de las piezas, por lo que las autoridades decidieron mantener la suspensión de la actividad educativa hasta tanto estén dadas las condiciones.

Los trabajos continuarán hoy y esperan que el inconveniente quede solucionado en el transcurso del fin de semana para poder retomar el dictado de clases el lunes.

Por eso, hoy personal de Camuzzi acudirá al lugar para hacer la correspondiente inspección, que permitirá aclarar el panorama.

El secretario de Economía de la comuna, Daniel Binando, dijo que ayer “llegaron los mecheros” a la ciudad, justificó que “cuando hay una obra civil siempre hay una demora”, y recordó que el cálculo estimado para la ejecución de las obras iba a rondar los diez días.

“Desde el inicio de las obras llevamos cuatro días y me parece que estamos en término más que excelente de cómo las estamos reparando”, defendió el funcionario, que aclaró que la extensión de la suspensión de las clases “no dependía de quienes estamos dirigiendo las obras”.

Puntualizó que hoy personal de Camuzzi evaluará la situación y que las tareas continuarán durante el fin de semana. “Trataremos que todo esté en condiciones, pero con las normas de seguridad que se exigen”, garantizó Binando.

 

El comunicado

 

Sin poder escuchar la vos oficial, las autoridades del establecimiento educativo decidieron enviar un comunicado por medio del cual anunciaron las novedades respecto a la problemática.

En principio el equipo directivo de la unidad académica informó a todos los miembros de la comunidad educativa que “dado lo informado en horas de la tarde (de ayer) por el Consejo Escolar, nos vemos obligados a no reiniciar las clases el día viernes 26 de de junio”.

Además reconoció que “a pesar de lo previsto y tal lo informado en reunión de UEGD (Unión Educativa de Gestión Distrital) por representantes del Consejo Escolar, se han atrasado los trabajos de instalación de los quemadores de la caldera que recién han llegado hoy (por ayer) a la ciudad”.

Finalizada la reparación y adecuación de la mencionada caldera, será la empresa Camuzzi Gas Pampeana, quien realizará la correspondiente habilitación conforme las pruebas de seguridad pertinentes.

Como último punto indicó que “de mediar todas las condiciones necesarias se comunicará si las clases se reinician el día lunes 29”.

 

La movilización

y las respuestas

 

El pasado viernes 12 de junio, un grupo de estudiantes reeditó el reclamo por el funcionamiento de las calderas con una sentada que logró poner el tema en debate. Unos días después, el martes 16, la protesta se multiplicó y el pedido estudiantil logró llegar a las autoridades.

Así, luego de varias horas de reuniones, lograron suspender las clases hasta tanto queden garantizadas las condiciones en el establecimiento ubicado en la avenida Santamarina al 800.

En medio de una larga jornada, se celebró una reunión de la Unidad Educativa de Gestión Distrital en la que se acordó la utilización de las viejas calderas a las que se les reemplazará los mecheros para subsanar el problema, obra que  debe ser habilitada por personal de Camuzzi Gas Pampeana.

A partir de allí se abrió un compás de espera hasta el arribo de los quemadores, previsto para este miércoles. La demora que se produjo dilató aún más las tareas, por lo que se llegó a esta instancia: mantener suspendidas las clases en Normal, al menos, por un día más.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario