Semblanza de un ?Negro? de Oro

Norberto Raúl Quinteros nació en Tandil el 17 de noviembre de 1934.
En una entrevista anterior, nos decía, entre otros conceptos:
?Llegué a Santamarina a través de un campeonato de baby fútbol en el que participé. Entre 1951 y 1952 me incluyeron en algunos partidos de la primera división  y en forma definitiva, como titular, a partir de 1953. Hicimos muy buenas campañas, unos cuantos campeonatos ganados, muy buenos jugadores y compañeros.

?.. ?.. ?.. ?.. ?.. ?.. ?.. ?.. 

Estuve, además, 15 años en la selección tandilense, entre 1953 y 1968. Un lindo récord y un gran orgullo.
Participé de muy buenos equipos de Tandil.
Por ejemplo, mucho se habló del equipo de Holanda de 1974. Salvando las distancias, pero lo que hacía Holanda en el \’74 lo hicimos nosotros con el equipo del \’58. Teníamos tres o cuatro jugadores que llegaban arriba, defendíamos casi todos cuando había que defender. Era cosa de estar los 90 minutos corriendo y corriendo.
Desde luego, también tengo excelentes recuerdos de los torneos locales. Iba mucho público, se creaba un clima muy interesante para competir. Y tanto compañeros como adversarios era gente buena, sana. Yo tengo una buena relación con los muchachos de Ferro, por ejemplo. A veces nos encontramos y nos damos cuenta que hemos sido rivales en la cancha, pero no enemigos como en ese entonces pudimos haber pensado… Era tanto el interés que había por los clásicos, que el que ganaba, seguro que esa noche se mandaba un festejo bárbaro.

?.. ?.. ?.. ?.. ?.. ?.. ?.. ?.. 
   
Mucha gente todavía me pregunta cómo hacía para ejecutar aquellos tiros libres. Yo había visto una filmación de los goles de tiro libre que hacía Didí, el Nº 8 de Brasil campeón en Suecia en 1958, el año que debutó Pelé. El los tiraba así, chanfleados… Y me propuse practicar para ver cómo me salían. Lo hacía con mis compañeros o incluso solo, colocando palos o ladrillos… Y me salieron. Esos tiros o eran goles o resultaban igualmente muy peligrosos porque iban con buena dirección.

?.. ?.. ?.. ?.. ?.. ?.. ?.. ?.. 

Sin duda, los recuerdos con Santamarina son gratos y variados. Muchos amigos y campeonatos obtenidos. Pasa, además, que uno va creciendo dentro de un club como es Santamarina y es como si formara parte de esas paredes… Pasan los años, pasa la gente y no podemos olvidar, por ejemplo, a personas como el Gordo De Gennaro. Una especie de tío compinche de cada uno, que nos aconsejaba. Así que nos metimos en el club, crecimos y allí afloran los sentimientos y las ganas de hacer cosas.
  
?.. ?.. ?.. ?.. ?.. ?.. ?.. ?.. 

“No voy a dejar de agradecerle a la vida los momentos pasados con el fútbol. Lo que se vivía entonces y lo que se vive ahora también, sobre todo el afecto de la gente, que uno lo nota en la calle. Esa palmada que es como de agradecimiento. De eso uno tiene que estar eternamente agradecido.
Hay que ver los kilómetros que hacían entonces para seguir a la selección. Gente que se movilizaba en autos, colectivos, camiones, hacia una cancha a muchos kilómetros de Tandil y allí estaban ellos, con sus banderas desplegadas. Y luego, las invitaciones que teníamos, de todas partes: asados, fiestas, copetines.
Y aún hoy, que estamos todos retirados hace tiempo del fútbol oficial, es muchísima la gente que nos recuerda. Y eso es realmente hermoso. N.D.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario