Sin consenso para el aumento tarifario de los taxis, el oficialismo impuso su mayoría

En la agenda de asuntos, la rutina invitaba a los concejales -tal lo acordado en labor parlamentaria- al pase a archivo de varios ítem como así también a las comisiones competentes en los temas elevados por particulares, mientras que también se levantó la mano por excepciones varias de distintas obras en construcción como la autorización de puestos de panchos en distintos puntos de la ciudad.
Hubo acuerdo entre los bloques a la hora de votar el empréstito que el Municipio va a asumir para pavimentación y demás obras de infraestructura. Más precisamente se trató de levantar la mano y aceptar, por unanimidad, una ordenanza preparatoria que luego deberá ser refrendada por los mayores contribuyentes.
Tal se detalló en ediciones pasadas, se trata de un crédito por 16 millones de pesos del Banco Provincia, que tendrá un plazo hasta 60 cuotas mensuales y consecutivas, con una tasa de interés variable que publica el Banco Central, para lo cual se afectarán recursos de coparticipación por recursos locales que administra el Estado nacional.
A propósito de economía, también se puso a consideración del cuerpo la prórroga solicitada (40 días) por la Secretaría de Economía para elevar el Presupuesto 2013, asunto que tampoco mereció disidencias y se aprobó por unanimidad.
Cerrando la sesión, la edil oficialista Romina Mapelli peticionó que se trate sobre tablas el concurso de precios para la explotación del bufet parque lítico Movediza, aprobando la única oferta recibida al respecto, como así también se levantó la mano para la prórroga por seis meses de licencia de concejal elevada por el actual subsecretario de Gobierno, Mauricio Acosta.
Sin acuerdo
A la hora de resolver el pedido de los taxistas sí se manifestó la disparidad entre el bloque radical y la oposición.
Es que el Frente para la Victoria-PJ estaba de acuerdo con el primer incremento pautado, pero no se acordó sobre el segundo aumento que el radicalismo sí ya quería definir y, de hecho, lo hizo con su abrumadora mayoría legislativa.
Desde el justicialismo se aclaró que pretendían arribar a un consenso en el asunto, entendiendo la necesidad de aggiornar la tarifa pero no con los alcances que el oficialismo impuso.
En efecto, desde la oposición se dijo que aprobarían el primer 15 por ciento pautado, pero no del otro porcentaje comprometido para enero. Frente a la intransigencia radical, el peronismo no levantó la mano.
Cabe consignar que tras dos meses después de la presentación formal por parte de la Asociación Patronal de Conductores de Taxis, se resolvió el proyecto que contemplaba un pedido de actualización tarifaria para el servicio de transporte privado de pasajeros de la ciudad.
El dictamen por mayoría de la Comisión de Transporte incluyó una suba de un 15 por ciento para lo que resta del año y otra de un 17 por ciento que comenzará a regir a partir de enero de 2013.
En primera instancia, el servicio cambiará la “desactualizada” tarifa de 4,80 a 5.50 pesos para la bajada de bandera y costará 45 centavos la ficha cada 116 metros recorridos.
El nuevo valor comenzará a regir en los próximos días tras la promulgación de la ordenanza por parte del Intendente.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario