Asalto de un solitario delincuente en una agencia de quinielas

En la jornada de ayer se registró en la ciudad un nuevo hecho delictivo contra una agencia de quinielas. La damnificada fue la ubicada en la calle Belgrano 1018, denominada El Trébol, donde un delincuente se apoderó de una suma de dinero que no fue precisada, para luego darse a la fuga.

La policía, pese a tener un estricto control tanto en farmacias como en quinielas, volvió a ser burlada. Si bien después de la ola delictiva que sufrieron distintos locales de los mencionados rubros, los uniformados diagramaron un esquema de prevención que evitó, parcialmente, nuevos atracos.

Pero parece que algunos se comienzan a animar nuevamente a atacar comercios en donde suele haber dinero en efectivo, que es lo que buscan. Hace unos días atrás dábamos cuenta del accionar de un solitario ladrón quien, amenazando con un cuchillo, irrumpió en la farmacia Subelza y se apoderó de la recaudación. Lo persiguieron entre el dueño y un amigo, pero el malviviente terminó ocultándose en un complejo de departamentos.

Ayer fue el turno de una agencia de juegos. En esta ocasión a cara descubierta, con buenos modales y con un arma de fuego con la que apuntó a la empleada para llevarse la mayor cantidad de dinero que pudo tomar de la caja registradora.

 

El hecho

 

Una clienta fue la ocasional testigo del robo de la agencia ubicada en la calle Belgrano al 1000. La mujer ingresó al comercio para apostar su número favorito, estando sola con la empleada.

Minutos después, quien se hizo presente fue un joven, a cara descubierta, quien directamente intimidó a la empleada, pasó detrás del mostrador y apuntándole con un arma de fuego se llevó gran parte del dinero que había en el interior de la caja registradora.

El delincuente salió de la agencia y escapó, aparentemente a pie, en dirección de calle 4 Abril, para perderse en la oscuridad de la noche.

Tanto la damnificada como la clienta no supieron precisar si afuera había alguna persona más aguardando al ladrón y si se dirigió hacia 4 de Abril o se metió en la plaza para despistar a los efectivos que saldrían en su búsqueda.

 

Operativo

 

Al enterarse del hecho, la policía se hizo presente y montó un operativo en la zona en busca de dar con el ladrón, algo que tuvo resultado negativo.

Mientras tanto, en el interior del local la empleada sufría un ataque de nervios siendo asistida por la ocasional clienta, efectivos policiales y propietarios de la agencia. Minutos después arribaron al lugar para contener a la damnificada, quien se podía observar llorando desconsolada, la madre y la abuela.

 

“No hice el arqueo”

 

María José Berisso es la propietaria de la agencia El Trébol, y en diálogo con El Eco de Tandil dio algunos detalles de cómo fue el robo que sufrieron. Dijo que “según lo que me comentó la empleada, que no quiere que se den sus datos filiatorios, el robo lo realiza un joven de tez blanca, cara descubierta, que pese a contar con un arma siempre se dirigió en buenos términos. Entró, había una clienta que fue la única testigo, pasó para atrás del mostrador y robó el dinero que había”.

Berisso sostuvo que “tengo otras agencias y lamentablemente cada tanto soy noticia”, a lo que  añadió que “no sé a cuánto asciende el dinero que se llevaron porque aún no pude hacer el arqueo de la caja”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario