Suteba le advirtió a la Provincia que no permitirá que desfinancie IOMA y el IPS

En la víspera se llevó a cabo un encuentro convocado por la Secretaría de Salud de Suteba, que reunió a representantes del gremio de veinte distritos bonaerenses en instalaciones del club Talleres. Se trataron distintos temas vinculados a las obras sociales, demoras en las juntas médicas y problemáticas que afectan a los docentes.
En principio, se abordaron dos ejes que son las obras sociales IOMA, el coseguro de Suteba y Osplad (Obra Social para la Actividad Docente), además de las políticas en salud del sindicato.
En segundo término, se analizaron temáticas vinculadas a la salud laboral y las condiciones y medioambiente de trabajo.
La secretaria de Salud de Suteba, Vilma Alvarado, explicó que “si bien nosotros sabemos a nivel provincial cómo está funcionando la obra social IOMA, tiene sus características en los distintos lugares de la provincia”.
Explicó que el martes pasado la CTA, encabezada por Roberto Baradel, se reunió con el presidente de IOMA para informarse sobre el actual funcionamiento de la obra social.
“En este momento, en el marco del ajuste financiero de la provincia de Buenos Aires, en las palabras del presidente no hay cortes generalizados del servicio. Nosotros le fuimos a hablar de cortes prestacionales, porque en realidad hay afiliados a IOMA que no están pudiendo acceder a las prestaciones, pero él habla de que no son cortes sino presiones de los distintos prestadores. La realidad es que hay atrasos en los pagos a esos prestadores”, expresó Vilma Alvarado.
Precisó que en los distritos de la Quinta Sección Electoral “hay rumores y hay algunos cortes de farmacias; los bioquímicos que no autorizan algunas prestaciones. Todo tiene que ver con que les están debiendo, están en el borde y amenazando con un corte”.
Ya se notan las falencias en las prestaciones en los centros de alta complejidad ubicados en Buenos Aires, como el Hospital Italiano, el Fleming y la Fundación Favaloro, que suspendieron los servicios a IOMA.
Por este motivo, señaló que “estamos reclamando a la Provincia, al Gobernador, que no desfinancie la obra social ni el IPS, que si hay problemas financieros tiene que seguir pudiendo mandar lo que le pertenece a la obra social y al Instituto de Previsión Social, ya que son aportes de los trabajadores”.
La secretaria de Suteba central advirtió que “no vamos a permitir el desfinanciamiento” y adelantó que “le planteamos al presidente que cada uno de los compañeros que tenga algún problema de acceso a la prestación se lo hagamos saber; el caso individual llevarlo para la resolución y además tener un análisis colectivo para ver el nivel de problemática que tiene que ver con el financiamiento”.
Aseguró que los aportes de los trabajadores estatales de la provincia están llegando a la obra social, pero están retrasados los porcentajes del empleador. “Todas las prestaciones están estructuradas para que esa plata entre a la obra social. Si empieza a haber un retaceo con uno de los aportes, se empieza a anotar en las prestaciones concretas”, aclaró.


Detectan más ausentismo
docente en las secundarias
En cuanto al alto porcentaje de ausentismo docente que fue denunciado por el Gobierno provincial tras el receso invernal, Vilma Alvarado sostuvo que “no se puede hablar generalizadamente”.
Evaluó que “tenemos datos de la misma Provincia que nosotros analizamos de que no es un ausentismo generalizado. Hay mayor ausentismo en la escuela secundaria”.
La secretaria de Salud del gremio aseveró que “la Provincia con esos datos tiene que ir a las causales del ausentismo, que muchas veces tienen que ver con la organización de las instituciones escolares. Estamos planteando y está en la nueva Ley de Educación, que haya horas institucionales y concentración horaria de los profesores”.
Entre los principales problemas, enumeró que un profesor debe circular por distintas escuelas, que no genera un lazo de pertenencia a una institución y que no haya una franja horaria de trabajo. Y le sumó las falencias en la infraestructura que provocan algunas patologías de corta duración, como gripes o gastroenteritis.
“Dentro de las licencias ordinarias, las primeras que salen, que son de pocos días, son gripes, bronquitis, patologías de corta duración pero con mayor frecuencia”, sostuvo.
En cuanto al estrés, indicó que no son tantos los casos y remarcó que antes del cambio de autoridades estaban trabajando con los cambios de funciones: “Compañeros con problemáticas de licencias de larga duración, muchas de ellas por problemas de cansancio psíquico, que no pueden estar habitualmente en sus tareas, pero están adentro de las escuelas. Entonces están trabajando con un cambio de funciones, los menos son los que están con licencia”.
 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario