Tasso: ?Confío mucho en mis jugadores?

En diálogo con El Eco de Tandil, Tasso se refirió a las posibilidades del rojinegro en el torneo que se pondrá en marcha esta noche:

-¿Qué encontraste a tu llegada?

-Un plantel joven, equilibrado con la experiencia de Valerio (Andrizzi) y Emmanuel (Hartstock). A partir de ahí, hay que empezar a jugar con todas las variantes tácticas para que el equipo tenga un nivel competitivo. Comparado con el del año pasado, somos un equipo totalmente nuevo. Sabemos que prevalece la juventud, hay que trabajar, tener paciencia, los minutos de cada uno se irán regulando de acuerdo con el rendimiento.

-¿A quiénes conocías antes de tu llegada?

-El año pasado, cuando ya me había ido a dirigir a El Salvador, tuve dos llamados de equipos del Federal, Firmat Foot Ball Club y San Lorenzo de Almagro, con quienes no avancé porque ya me había ido. Pero esos contactos me hicieron mirar un poco más y ahí vi a Valerio. A Emmanuel lo conocí en Puerto Madryn, cuando él jugaba en Guillermo Brown yo estaba en un equipo de Plaza Huincul.

-Dilascio y Hartstock se sienten cómodos proponiendo un juego vertiginoso. ¿Ese será el sello del equipo o pretendés que se adapten a tu diagrama?

-Es un mix. No puedo obligar al jugador a que salga de su naturaleza, como tampoco yo voy a salir de la mía. Deberemos ver en qué cosas podemos congeniar para que el equipo funcione. Me gusta que sepamos manejar los ritmos. Si hablamos específicamente de ellos, la experiencia para hacerlo la tiene Hartstock, pero Santiago está entendiendo muy bien lo que pretendo, sabe desempeñarse como revulsivo y también como pensante. Sabe identificar quién está bien como para hacerle llegar el balón, quién está pasando desapercibido para meterlo en juego, si entra en juego o no, o qué ofensivas hay que seguir jugando porque dan resultado y cuáles no. Todas cosas que vamos hablando y voy mostrando en cada entrenamiento.

-Ellos dos coincidirán muchos minutos en cancha. ¿Qué rol asumirá cada uno teniendo en cuenta que ambos juegan como base y tienen puntería desde el perímetro?

-A Santiago (Dilascio) lo veo más como base y Emmanuel, por su roce y experiencia, lo tengo más con la “libertad” de ir ocupando cualquiera de esas posiciones, de aprovechar bloqueos indirectos para tomar sus lanzamientos, teniendo en cuenta que el equipo no cuenta con un “2” natural. Dependerá también de la circunstancia, quizá en cierres de partido, o por momentos cuando seamos visitante, Emmanuel será el armador, dado que tiene una mayor experiencia.

-¿Ellos junto a Andrizzi, Grutzky y Ledesma integran el quinteto inicial?

-Fuimos formando diferentes quintetos y ése ha sido el que más versatilidad nos dio. Con Dilascio de “1”, Emmanuel de “2” y Facundo (Grutzky) de “4” generando muchos espacios y gol. Nuestros puntos se distribuirán de acuerdo con el rendimiento de cada jugador, no es como el año pasado que se sabía quién la iba a meter. Acá dependemos de cómo se comporte cada uno sin el balón, de cómo entiendan los sistemas y de qué momento atraviese cada uno. Esa formación nos da movilidad en ataque, pero en defensa le damos cierto handicap al rival en cuanto al juego interior, al no tener Facundo un tamaño para trabajar como interno.

-Es básicamente una alineación 4-1, dado que Grutzky en sus últimos años ha jugado como alero.

-Sí, me encanta jugar con ese formato. Sabiendo cómo deben interactuar el “4” y el “5”, y me gusta que el equipo siempre esté balanceado en los laterales.

-El pick and roll entre Picarelli y Arca era un sello en la ofensiva de Castiñeira. ¿Habrá alguna acción distintiva en tu equipo?

-No. Debo recurrir a una frase hecha, porque acá la estrella es el equipo. Valerio está metido en muchas situaciones ofensivas nuestras, pero no quiere decir que juguemos siempre para él, por darte un ejemplo. Tengo una rotación habitual de diez jugadores y creo en todos ellos, tienen toda mi confianza. La experiencia me indica que si tengo diez jugadores, el equipo se potenciará si utilizo a todos. Después, hay que saber cómo, cuándo y dónde usarlos, en eso trabajamos permanentemente.

-¿Uno de los déficit de Independiente es la falta de un pivote dominante?

-Sí. De hecho el viernes (por mañana) encontraremos a un jugador como Sapochnik (de Villa Mitre), que daña con sus movimientos y tendrá una ventaja si aprovecha sus kilos.

-¿Qué otras referencias tenés de Villa Mitre?

-Tienen un perimetral como Martín Massone, a quien conozco de la selección argentina, tiene un buen tiro de tres puntos, es agresivo en la penetración, defiende muy bien y es muy competitivo. Otro de los internos es Zoric y desde Platense llegó Lapadula. El entrenador continúa siendo el mismo (Federico Carbone). Más allá de lo que nos vayan proponiendo los rivales, nos pusimos como objetivo para las primeras cinco o seis fechas mirar fundamentalmente nuestro equipo.

-¿Qué balance hiciste tras los amistosos?

-Me dejó algo preocupado el de Estudiantes de Olavarría, pensé que tendríamos otra tonalidad en cuanto al carácter, fuimos muy conformistas, nos pasaron por arriba y no tuvimos reacción.

-¿Temés que pase lo mismo jugando por los puntos?

-No creo, porque hicimos autocrítica. Me sirvió mucho el partido contra El Fortín, sobre todo por lo hecho por los suplentes. Jugadores como Lautaro Lanusse, Jonathan Carabajal y Diego Mancinelli tuvieron un buen ingreso. Contra Unión descubrí qué pueden darme los internos. Pero los partidos que me hicieron un “click” fueron con El Fortín y el primer amistoso contra Quilmes (de Mar del Plata).

-¿Novara se acopló rápido a las necesidades del equipo?

-Al principio le costó pero se supo acomodar. Nos puede aportar cierta prolijidad y un cambio de ritmo, es muy entregado a la defensa y tiene un aceptable tiro exterior. Estoy satisfecho por su contratación, y por cómo viene trabajando, aunque sabemos de sus limitaciones por el tema laboral. En uno de mis primeros viajes a Tandil vi a Emilio González y les dije de inmediato a los dirigentes que lo quería en mi plantel. Es un jugador ideal, dentro de la austeridad de este proyecto. Es muy intenso y cerebral, le venía como anillo al dedo a mi filosofía. Fue complicado enterarme de que se rompió los meniscos, sin conocerlo demasiado me identifiqué con su juego apenas lo vi.

-¿En los amistosos ante Unión viste algún jugador de ese equipo que podrías haber sumado?

-No, una vez que cierro mi plantel, pienso sólo en él. Sí voy recabando información con vistas al futuro, sumé a Emilio González, apenas se lesionó, a mi cuerpo técnico. El va a trabajar mirando videos de futuros rivales y demás.

-¿También pensando en un eventual recambio durante el transcurso de la temporada?

-No. Confío mucho en mis jugadores. De recurrir a un recambio, será en un caso especial, por lesión o porque algún jugador no me da absolutamente nada. Esto se define por rendimiento y nadie tiene su puesto garantizado. Los jugadores saben cómo me manejo y hoy, en el inicio de la temporada, cada uno sabe dónde arranca, qué lugar tiene en el plantel. Si hay algo que soy, es brutalmente claro. Hoy, todos saben qué pienso de cada uno y qué pretendo de él.

-¿Puede hablarse de algún objetivo puntual?

-Es la pregunta del millón. Iremos paso a paso, como entrenador no debo generar falsas expectativas, porque si no se cumplen todo se me viene encima. Estoy muy seguro del trabajo que estoy haciendo, pero no soy un entrenador que vaya a prometer determinado resultado.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario