Terminó la limpieza del Langueyú en el sector del paraje El Molino

El Eco

Ayer por la mañana se llevó a cabo el cierre de la jornada de limpieza, mantenimiento y saneamiento del arroyo Langueyú, sobre Chapaleofú y Pujol, a metros de la Escuela 25 del paraje El Molino. Las tareas fueron realizadas por los trabajadores de la cooperativa El Laurel, perteneciente a CTEP.

El trabajo consistió en el desmalezamiento integral y destronque de la zona afectada, también se realizaron tareas de pintura y reparación del puente, desinfección del cauce y retiro de material inorgánico y por último, limpieza del basural clandestino.

Como estaba previsto, alrededor de las 10 se acercaron vecinos y funcionarios para culminar la jornada con una mateada organizada por los cooperativistas. Desde El Laurel se intenta generar y promover concientización sobre el cuidado del cauce y de sus alrededores, promoviendo e invitando, de esta manera, a los tandilenses a un trabajo en red entre todos los actores.

Del Municipio se acercó Claudio Fuentes, director del área de Servicios Públicos, quien felicitó a la cooperativa por la tarea realizada, y destacó “la prolijidad del trabajo realizado, también cómo nos acercan el material y los residuos. De manera muy ordenada y prolija” y por último, dijo “me pongo a disposición para las tareas que llevan adelante diariamente”.

Desde la Dirección de Hidráulica, perteneciente al Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, Virginia Caro resaltó el trabajo cooperativo sobre el arroyo como única forma de mantener y mejorar el contexto del cauce. Al respecto, explicó que “solo se puede hacer con cuadrillas como estas, y herramientas de mano, ya que las máquinas del Estado solo se pueden ocupar del dragado del agua”.

También formó parte de la jornada Rosario Barranqueo, del área de Gestión Ambiental de la Unicen, quien explicó los estudios del impacto del cauce del arroyo en las napas de la zona.

En otro tramo del encuentro, la vecina Soledad Mendizábal tomó la palabra y agradeció “el trabajo y la limpieza, porque todos los días pasamos por acá con mis hijos, al igual que todas las mamás del barrio, y esto implica mejor calidad de vida. Lo que faltaría es poner luminarias para poder transitar con más seguridad”.

A su vez, la directora de la escuela del paraje El Molino, Andrea Álvarez, felicitó a todos los participantes por la jornada y fue parte de la colocación del cartel indicativo, para que los “imprudentes no arrojen más residuos y evitar los basurales”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario