Tras cuatro años de conflicto, el Municipio clausuró el Club de Pesca

Cabe recordar que la puja entre la comuna y el club se inició en 2010 y nunca se arribó a una solución que conformara a ambas partes. El Municipio en su momento decidió recuperar toda la zona que ocupa actualmente el Club de Pesca, para insertarlo en su programa de mejoramiento permanente de espacios públicos.

En diálogo con El Eco de Tandil, el presidente del club, Rodolfo Girelli, y su vice Mauricio Somi, relataron que ayer por la tarde se encontraban disfrutando de un caluroso día con varias familias en el predio, cuando llegó personal de Inspección General solicitando la habilitación y ante la falta de la documentación, clausuraron el lugar.

Frente a esto, los inspectores le dieron una hora para que les pidan a las personas que se encontraban en el lugar que lo desalojen y así poder efectuar la clausura correspondiente. “Hace unos meses atrás fui al Municipio a pedir una habilitación y una oblea para vender lo indispensable para el acampante y tener una mini proveeduría, pero me dijeron que no ya que hay orden desde arriba de no habilitar este espacio”, advirtió Girelli.

El motivo de la clausura fue “realizar actividad comercial sin habilitación municipal” ya que la otra parte del club no la clausuraron sino que está prohibido que ingresen personas y utilizar otro lugar cerrado que cuando llueve se utiliza para que los socios se queden allí. Además indicaron que por suerte no había carpas ya que, como la temporada recién comienza, siempre tratan de abrir el camping después del feriado largo de noviembre.

 

Llegar a un acuerdo

 

Por su parte, Mauricio Somi indicó que mantienen el club a pulmón, pintaron el frente justo para la inauguración del Cristo para que cuando pasen los visitantes se vea lindo; está prolijo; los socios pagan 20 pesos y hay 120 además de los vitalicios.

No obstante manifestó que “sin la necesidad de echar a la gente podés llegar a un acuerdo con el club porque siempre hubo diálogo, pero venir así con los botines de punta es vergonzoso”.

Además argumentó que la intención de habilitar todo el predio siempre la tuvieron así como mantener todas las cuestiones necesarias en condiciones, pero “nos sacaron corriendo”. El vicepresidente admitió que les podrían haber dado una tolerancia, un tope de 30 días, “pero así de sacar todo y echar a la gente fue lo peor”.

También recordó que esta puja viene desde finales de 2009, pero que las últimas novedades que tuvieron fue el año pasado cuando los querían mover al lado del Paseo de los Españoles. “En ese momento dijimos que no y luego de eso no tuvimos más novedades, quedó todo parado hasta hoy (por ayer) cuando vinieron a clausurar”, relató.

 

Aspecto legal

 

A principios de 2013, el secretario de Legal y Técnica del Municipio, Atilio Della Maggiora, dialogó con este Diario y especificó que “la vinculación jurídica con el Club de Pesca remite a un comodato que empezó en 1993, concedido por el entonces intendente (Julio José) Zanatelli. Cuando el Estado lo concede, lleva implícito, por ley provincial, la 9533 del año 1980, que el comodato tiene la característica de ser precario, es decir que en cualquier momento se puede pedir la restitución”.

Frente a esto, el presidente del club indicó que en principio van a encarar esta situación ellos mismos para evitar mayores gastos “por lo que el lunes por la mañana vamos a apersonarnos en el Municipio y a partir de ahí veremos qué necesitamos y cómo continuamos con todo esto”.

Por último, el director de Inspección General, Gabriel Bayerque, manifestó que quienes realizaron la clausura fueron inspectores del área y que recién hoy tendrá todos los documentos correspondientes para hacer las declaraciones pertinentes. No obstante adelantó que “quien dice ser el presidente del club no tiene una comisión directiva establecida y perdió la personería jurídica, por lo que está usufructuando en nombre del Club de Pesca una actividad que no está respaldada y habilitada”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario