Se normaliza la actividad municipal y salen los recolectores

Ayer por la mañana, el Ministerio de Trabajo Provincial decretó la conciliación obligatoria en el marco del conflicto que mantienen el Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil (STMT) y el Municipio, por el pedido de una bonificación especial de 4 mil pesos. Además, se convocó a una nueva audiencia para el 1 de diciembre y se ordenó que los empleados de la comuna retomen sus tareas habituales desde la hora cero de hoy, al tiempo que la administración de la comuna deberá respetar los salarios y condiciones laborales previos a la huelga.

A partir de esta resolución, los recolectores retomarían a primera hora de esta mañana los recorridos habituales, aunque se estimó que llevará al menos una semana alcanzar la normalidad debido al enorme volumen de residuos acumulados. Es que este sector se adelantó a la medida de fuerza y acumuló, con el domingo y el feriado por el Día del Trabajador Municipal, 8 días sin prestar servicios.

Minutos antes de las 11, un numeroso grupo de doscientos trabajadores municipales se congregó frente a las oficinas de Pinto al 500 y aguardó que llegara la conducción del gremio. Minutos después, cruzó a la Plaza Independencia, donde mantuvo una vigilia de 50 minutos hasta que finalizó la reunión. No hubo bombos, sólo algunos tímidos cánticos.

Cerca de las 11.10, el jefe de Gabinete Marcos Nicolini y los secretarios de Economía Daniel Binando, de Gobierno Miguel Lunghi (h) y de Legal y Técnica Andrés Curcio cruzaron la plaza en dirección a la delegación de la cartera laboral y se retomó la audiencia, ya que regía un cuarto intermedio de la convocada para el último viernes a las 8.

El diálogo fluyó en buenos términos, aunque las partes se mantuvieron firmes en sus posiciones y el ministerio dictó la conciliación obligatoria. Terminada la reunión, tampoco se escucharon reproches y bajó de manera marcada el tono de las declaraciones, tal vez de cara a las conversaciones informales que puedan mantener los distintos referentes hasta el mes próximo.

La conciliación obligatoria se extenderá por quince días hábiles, por lo que descontando los domingos y feriados vencerá el 1 de diciembre, fecha para la cual ya quedó establecida la nueva citación. Aunque cuando se vuelva a retomar la negociación formal, este período se podrá extender por otros 5 días hábiles.

“Estábamos esperando eso”

“Se habló de todo lo sucedido hasta ahora y no hubo acuerdo en nuestro petitorio, y el ministerio llegó a dictar la conciliación obligatoria a partir de mañana a la cero hora”, dijo el secretario general del gremio Roberto Martínez Lastra. También ratificó que fueron citados para el 1 de diciembre a otra audiencia.

Ante el resultado previsible, el dirigente expresó que “estábamos esperando eso, porque si el Ejecutivo no había ofrecido nada, seguro que se llegaba a esto”.

 

“Estamos todos obligados a buscar un entendimiento”

 

Por otra parte, el jefe de Gabinete Marcos Nicolini informó que como se había adelantado durante el fin de semana, el ministerio dictó la instancia obligatoria de conciliación y los citó a una audiencia de parte para el 1 de diciembre, a las 11.

“Mientras tanto, el sindicato debe abstenerse de realizar medidas de acción directa y el Municipio debe continuar como que la medida no ha sucedido en cuanto a todo lo que tiene que ver con pago de haberes y condiciones de trabajado”, explicó el abogado.

Además, confirmó que en los próximos 20 días, plazo para llegar a la instancia obligatoria de conciliación, “vamos a seguir dialogando -como lo venimos haciendo- con el gremio. De hecho, mañana hay una reunión ya pautada por otros temas, como la nueva legislación que rige a todos los empleados municipales. Así que seguiremos dialogando como lo hemos venido haciendo”.

Por otro lado, argumentó que “lamentablemente éste es un reclamo económico, donde se le ha expresado la voluntad del Municipio de pagar el mes de noviembre y luego evaluar exactamente cómo están las finanzas municipales para poder hacer una oferta concreta. Es lo que se ha reiterado hoy (por ayer) y ha quedado constancia en actas, por esto el ministerio ha dictado la instancia de conciliación”.

Nicolini consideró que “estamos todos obligados a buscar un entendimiento, tanto el Ejecutivo como el sindicato. Es clara la postura de ellos. También es clara la postura del Ejecutivo. Y estos días, espero, nos ayuden a poder ir acercando a las partes, pero ya cumplido lo que habíamos previsto que es poder pagar el salario de noviembre y ahí sí ver cómo viene la recaudación y tener la posibilidad de hacerles una oferta concreta, cuestión que ahora no podíamos hacer”.

En cuanto al servicio de recolección de residuos, aclaró que se pondría en marcha esta mañana y volvió a pedir disculpas a la comunidad, aunque reiteró que el reclamo “es muy delicado, en cuanto es un reclamo de mucho dinero. El Municipio está garantizando el acuerdo salarial que se firmó con el gremio en marzo de este año, de un 37,5 por ciento, y lo que queremos garantizar es cumplir ese compromiso antes de comprometernos en una nueva instancia”.

Por último, anticipó que la postura del Ejecutivo no es de una negativa al reclamo de los trabajadores “sino que nos dejen acercarnos a final del año para ver cuál es realmente la situación económico financiera del Municipio en el último mes del año para ver qué oferta concreta se puede hacer”.

 

PIDEN SACAR LAS BOLSAS GRADUALMENTE

 

Deberán juntar unos 600 mil kilos de residuos tras los ocho días de paro

 

A partir de la conciliación obligatoria, se aguarda que las distintas áreas de la Municipalidad retomen hoy sus actividades y pongan al día los trabajos atrasados. En este aspecto, sin dudas la falta de recolección de residuos fue la consecuencia del paro que más sintieron los vecinos, tras ocho días sin servicio.

En diálogo con El Eco Multimendios, el director de Servicios Claudio Fuentes confirmó que hoy desde las seis se reiniciará el servicio de recolección de residuos y anticipó que “va a ser todo muy paulatino. Hay muchísima cantidad de residuos acumulada y sabemos que la gente ha guardado mucho en sus domicilios”.

El funcionario también le pidió a los vecinos que vayan sacando las bolsas gradualmente y evaluó que “calculamos que la normalización total del servicio y que la ciudad se encuentre en las condiciones que estaba antes del conflicto, nos va a llevar entre siete y ocho días”.

Por ese motivo, agregó que “le pedimos a la población que la misma conciencia que tuvo para guardarlos dentro de su domicilio, la tenga para ir sacándolos de a poco”.

En cuanto a la cantidad de basura que hay en la ciudad, Fuentes analizó que se recolectan entre 80 y 90 mil kilos por día, por lo cual deberán levantar unos 500 ó 600 mil kilos rezagados de la semana pasada.

 

Una tarea muy lerda

 

Fuentes explicó que se volverá imposible juntar los residuos de toda la ciudad en un día, debido a que “llenamos los camiones enseguida, los viajes al relleno son bastante largos y tendrían que ser muchos, y el tiempo cronológico no nos daría para terminar con el recorrido. Ni siquiera sabemos si vamos a terminar un recorrido durante las horas del turno”.

En cuanto a los inconvenientes que surgieron durante los siete días sin recolección, manifestó que “sabemos que la recolección es un servicio esencial” y agradeció a la población que “se ha portado de manera excelente, nos han aguantado. Nosotros hemos cumplido con el pedido de la gente que era no dar marcha atrás con esta medida y creo que la situación salió bastante bien. Estamos en la conciliación obligatoria y van a tener que salir a trabajar a partir de mañana”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario