Tras las críticas, el Ejecutivo anuncia el avance en las obras del lavadero

En efecto, el Ejecutivo puntualizó sobre los trabajos encarados para el lavadero de los centros asistenciales que por estos días funciona en instalaciones del Ejército, tal se detalló en ediciones pasadas.
Al respecto, la información suministrada por prensa comunal detalló sobre el avance “a buen ritmo con las obras de ampliación y modernización del sector de lavadero del Hospital Ramón Santamarina, que se lleva adelante como parte del programa de desarrollo de la infraestructura para la salud pública”.
Se añadió que los trabajos en el edificio donde funciona dicha área tienen como objetivo reforzar el “servicio de higiene y limpieza de los hospitales públicos que conforman el polo sanitario de la ciudad”, fijando como plazo que “quedará terminada en 25 días”.
Con una inversión pública de 200.000 pesos, las labores comprenden la ampliación del espacio del lavadero centralizado existente, sumando más de 100 metros cuadrados de nueva superficie. También, en la etapa en ejecución, se realizan diversas refacciones con el cambio de cubiertas, reparación de revoques exteriores, cambio de carpintería y adecuación de las instalaciones de vapor.
El proyecto también contempla la renovación de las máquinas de lavado y secado, lo que posibilitará reforzar y mejorar el servicio para atender las necesidades tanto del Hospital Central como del Hospital de Niños Dr. Debilio Blanco Villegas y del Centro de Salud Mental con internación, que integran el Polo Sanitario de la ciudad.

Colaboración
 
El subsecretario de Salud Daniel Binando explicó que “con respecto a las máquinas de lavado y secado que funcionarán en el nuevo espacio especificó que “el lavadero contaba con más de 70 años de funcionamiento y las máquinas eran obsoletas. Gracias a la colaboración de las Damas del Hospital que donaron 2 secadoras, con una inversión cercana a los 50.000 pesos, y la fundación del Hospital de Niños que adquirió lavadoras por un valor aproximado de 200.000 pesos, se podrá dotar al área del equipamiento que marcan los estándares existentes”.
“Tener maquinarias de última tecnología, más las reformas edilicias que separan la zona por donde ingresa la ropa sucia y por donde sale la limpia, permitirá tener un lavadero central de avanzada para el sistema de salud pública de la ciudad”, añadió.
Por su parte el secretario de Obras Públicas Mario Civalleri detalló que “la obra requiere una inversión cercana a los 200.000 pesos y una vez terminada brindará óptimas condiciones de trabajo, comodidad, funcionalidad y prestancia para las tareas de higienizado de la ropa del polo de salud”.
“Estas reformas y las nuevas máquinas no sólo incrementarán la calidad del servicio que brindará el lavadero, también darán mejores condiciones laborales a los trabajadores de ese sector, al igual que ocurrió con muchas obras que se realizaron en el Hospital, que es un orgullo para la ciudad”, resaltó.
Según comentó Civalleri: “La obra consiste en el levantamiento de todos los pisos, instalaciones y cielorrasos existentes, construcción de contrapisos y pisos nuevos, revocado de paredes, ejecución de instalaciones eléctrica, de gas, de agua y cloacal, colocación de revestimientos en todo el sector, nuevos cielorrasos, pintura e instalación y puesta en funcionamiento de las máquinas”.
“Actualmente, la obra se encuentra ejecutada en un 50 por ciento y esperamos que se pueda terminar en unos 25 días aproximadamente, más allá de las demoras iniciales por la complicada tarea de retirar las grandes máquinas que estaban en desuso”, puntualizó.
Por último, Binando remarcó que “tal vez a algunas personas les parezca mucho tiempo 14 meses, cuando pasaron 70 años antes de afrontar una remodelación como la que lleva adelante esta gestión, que es otra de las reformas que se suman a las decenas realizadas en el Sistema Integrado de Salud en los últimos 8 años y medio”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario