Tras las críticas por la utilización de los recursos, el Municipio anunció obras con el Fondo Educativo

Luego de las críticas sobre el uso de los recursos y del reclamo puntual canalizado en el Foro de Intendentes de Cambiemos, el Ejecutivo anunció el avance de dos proyectos de mejoras de infraestructuras en la Escuela Primaria 1 y el Jardín de Infantes 916 a realizarse con recursos del Fondo Educativo.
Según se informó desde el área de prensa de la comuna, para el primero de los casos el intendente Miguel Lunghi firmó este lunes el decreto de llamado a licitación pública para concretar una serie de refacciones en la institución, que ascenderá a 632.340 pesos.
Ese monto será destinado a la reparación de las cañerías de agua y la reconstrucción de los baños de la Escuela, tanto el de los docentes como el de los alumnos y los sanitarios destinados para las personas con capacidades diferentes, que requieren un diseño y equipamiento especiales.
En tanto, en el caso del Jardín 916, el Municipio comprometió un aporte para su cooperadora de 66.699 pesos, que será destinado para la adquisición de materiales que permitirán avanzar con el proyecto de construcción del Salón de Usos Múltiples, que complementarán el jardín maternal y el nivel inicial.
En los últimos meses del año pasado el jefe comunal y las autoridades de la institución evaluaron las alternativas de obra y financiamiento para concretar la iniciativa del jardín maternal anexo, lo que representa un importante beneficio para las familias del barrio San Cayetano.
En una primera etapa se construyeron las aulas y ahora se avanza con la construcción del SUM que unirá los nuevos espacios con los ya existentes, conformando un solo bloque, de acuerdo a lo establecido por la Dirección Provincial de Infraestructura Escolar.
Para agilizar el proyecto el Municipio destinará los recursos humanos que lo lleven adelante, al igual que en la primera etapa, y los materiales se comprarán con la partida del Fondo Educativo antes mencionada.

Los proyectos

A más precisiones el presidente del Consejo Escolar, Cristian Cisneros, realizó un repaso de las iniciativas a ejecutarse con recursos del Fondo Educativo y se mostró en coincidencia con el reclamo impulsado por el Ejecutivo para lograr una agilización del trámite para la puesta en marcha de proyectos.
En primer lugar dijo que los arquitectos de la entidad educativa en conjunto con profesionales de la Secretaría de Obras Públicas elaboraron una serie de iniciativas para responder a las demandas planteadas.
En el caso de la Escuela 1 amplió que desde comienzos de año comenzaron con los inconvenientes con las cañerías de agua, con pérdidas que dañaron las paredes del antiguo edificio. “El primer legajo que nos entrega la Dirección Provincial de Infraestructura viene a solucionar ese tipo de inconvenientes y en los próximos días saldrá la licitación”, adelantó.
La obra, que tiene un presupuesto de poco menos de 650 mil pesos, contemplará la reparación del sistema de cañerías de agua de la institución, reemplazo de tanques, reparación de paredes y sanitarios.
En el mismo establecimiento, en tanto, se proyectan, para después de mitad de año, otras tareas que apuntarán a reforzar con columnas la losa, a partir de un estudio estructural realizado el año pasado.
El otro proyecto será en el Jardín de Infantes 916 mediante el cual se buscará concretar una obra que “quedó inconclusa en 2010” y que “estamos esperando hace mucho tiempo”.
En esta oportunidad implicará la construcción de dos aulas y el SUM y el legajo se encuentra en pleno desarrollo.

Otros trabajos

También avanzó sobre otros frentes de trabajo que “vienen a reparar parte de hecho en techos”, y citó el caso de la Escuela 56 donde “nunca tuvimos una solución definitiva”, renegó Cisneros.
El reclamo por los inconvenientes en el establecimiento ubicado en La Movediza 721 fue impulsado hacia fines del año pasado por los directivos a pocos días de haberse terminado el techo nuevo.
Por entonces las nuevas filtraciones provocaron trastornos que los obligó a suspender las clases, mientras se resolvía la problemática -a la que se sumó la colocación del piso en el SUM.
Los trabajos comenzarán una vez que se complete el proceso de adjudicación. “Lo importante es que tenemos el compromiso por parte de los técnicos de la Secretaría de Obras Públicas y de la Dirección Provincial de Infraestructura, y esperemos que traigan las soluciones a las comunidades educativas”, evaluó el presidente de la entidad.

El reclamo

Para finalizar, Cisneros hizo referencia a los inconvenientes que se presentan ante la falta de profesionales que controlen una obra y advirtió que resulta necesario constituir esta unidad ejecutora local.
“Consideramos que la cantidad de inspectores son insuficientes para Tandil, con solo dos. Con lo cual resulta insuficiente el control y seguimiento de cualquier obra que se haga”, resaltó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario