Tras los graves incidentes, la Legislatura cordobesa aprobó la reforma previsional

El proyecto de ley de reforma previsional, que contempla quitas de entre el 22 y 27 por ciento en las jubilaciones superiores a los 5.000 pesos, quedó aprobado esta tarde en la Legislatura unicameral con el voto del oficialista bloque de Unión por Córdoba, pese al unánime rechazo de gremios estatales.
La iniciativa enviada por el gobernador Juan Schiaretti, cuyo objetivo es recaudar fondos que permitan mejorar las deterioradas finanzas de la Caja de Jubilaciones y Pensiones de Córdoba, fue aprobada por 40 votos a favor y 28 en contra, mientras en los alrededores del Parlamento permanecían apostados pequeños grupos de manifestantes.
Se pronunciaron a favor de la cuestionada reforma previsional los 37 legisladores de la oficialista coalición Unión por Córdoba y los integrantes de los bloques unipersonales del Movimiento de Acción Vecinal, del Movimiento Patriótico y de Recrear.
En contra votaron las bancadas del Frente Cívico y Social liderado por el ex intendente de Córdoba, Luis Juez, de la Unión Cívica Radical, de la Concertación Plural, de la Unión Vecinal, del ARI y del Vecinalismo Independiente.
Por su parte, tanto la legisladora de Izquierda Socialista, Liliana Olivero, como el dirigente sindical Augusto Varas, de la mencionada agrupación juecista, se retiraron del recinto antes de la votación.
El tratamiento del proyecto en la sede legislativa emplazada en la céntrica esquina de las calles Deán Funes y Rivera Indarte, derivó cerca del mediodía en una multitudinaria movilización de agentes estatales, docentes, empleados judiciales, bancarios y trabajadores del ente energético provincial, en cuyo transcurso hubo graves disturbios.
El inusual vallado que la policía tendió en los alrededores del señorial edificio del Parlamento cordobés impidió que los violentos enfrentamientos protagonizados por manifestantes y uniformados entorpecieran el análisis del proyecto por parte de legisladores oficialistas y opositores.
Durante los incidentes, los policías efectuaron disparos con balas de goma y lanzaron granadas de gases lacrimógenos, en tanto que los manifestantes arrojaron todo tipo de proyectiles e incluso numerosas bombas de estruendo que estallaban entre las filas policiales.
Un informe entregado a la prensa por un vocero de la Jefatura de Policía indica que 14 uniformados resultaron con lesiones de distinta consideración y trasladados al Policlínico Policial y al Hospital Municipal de Urgencias, al tiempo que ocho manifestantes fueron detenidos y puestos a disposición de la justicia.
Los alrededores de estos enfrentamientos también sufrieron las consecuencias, ya que las vidrieras de varios negocios céntricos quedaron destrozadas al igual que el mobiliario externo de un bar ubicado a pocos metros de la sede legislativa, en tanto que toda la zona céntrica de la ciudad se convirtió en un gigantesco caos vehicular.
El principal paseo céntrico de la capital cordobesa, la plaza San Martín, también fue escenario de los violentos incidentes, ya que manifestantes y policías protagonizaron choques en cuyo transcurso, algunos puestos de venta de “choripán” quedaron destruidos y una de las palmeras existentes en la plaza fue dañada por las llamas.
A pesar de la virulencia de los disturbios registrados en horas del mediodía, cuando el proyecto impulsado por el gobernador Juan Schiaretti se aprobó esta tarde en el recinto legislativo, los pequeños grupos de manifestantes apostados en los alrededores -afortunadamente- no reaccionaron al conocer la noticia.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario