Tras un allanamiento, recuperaron elementos sustraídos de un robo

Juan Agustín Fuente Soto, de 72 años, dialogó con El Eco de Tandil y relató que el viernes por la noche le entraron a robar a su casa de Basílico 1821. “Yo trabajo toda la noche así que no estaba en mi casa. Los vecinos me avisaron del hecho y, según lo que pude ver, los ladrones rompieron la puerta y entraron porque sabían que la casa estaba sola”, destacó el damnificado.

El hombre denunció que le sustrajeron una cama de dos plazas de madera con colchón, sábanas, frazadas; una mesa de luz y un chiffonier de madera de seis cajones. Además, destacó que ya le robaron otras cuatro veces y que “esto no es nada en relación a lo que me robaron las otras veces”. La primera vez se llevaron dos motosierras 070, luego otra 051 y en las otras oportunidades, muchas herramientas de trabajo.

A partir de averiguaciones realizadas por personal de gabinete de prevención de la Comisaría Cuarta, se estableció que el autor del hecho sería un vecino del barrio, por lo que se le solicitó a la jueza de Garantías una orden de allanamiento para el domicilio en Basílico 1728, donde procedieron al secuestro de la totalidad de los elementos sustraídos. El domicilio es habitado por Brian Alberto Ramírez, de 19 años.

Por su parte, Fuente Soto destacó el trabajo formidable que realizó el personal de la policía, aunque con lágrimas en los ojos, no pudo lamentar que “trabajé toda la vida y tengo una bronca encima”.

Por último, advirtió que los vecinos no dicen nada porque tienen miedo a las represalias, por eso “tenemos que unirnos y el Intendente tiene que hacer algo. Los que hacen estas cosas hay que ingresarlos en algún lugar que no sea la cárcel porque salen peor, sino que hay que hacer un instituto donde aprendan a estudiar y a trabajar”, concluyó el damnificado.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario