Turistas pierden sus pertenencias y sus dos mascotas al incendiarse una cabaña de Villa del Lago

El fin de semana largo no terminó de la manera imaginada para un grupo familiar oriundo de la ciudad de Monte Grande, quienes eligieron la ciudad para descasar en este tiempo de Carnaval.

Se instalaron en una única cabaña situada en De Marchi 965, Villa del Lago, la que por cuestiones que se tratan de establecer quedó reducida a cenizas tras el incendio desatado que consumió, en pocos minutos todo y dejó el saldo de dos animales muertos.

Todo se desencadenó pasada las 17.30 cuando la habitual tranquilidad de la zona del Lago del Fuerte se vio alterada con la presencia de una dotación del Cuartel Central de Bomberos que se llegó hasta el lugar para combatir el foco ígneo. Mientras los bomberos realizaban su trabajo, alrededor todo era angustia por parte de la familia que vino a descansar y en aquellas personas que están como encargadas del lugar.

José Lusardo es uno de los turistas que retornará a Buenos Aires con lo puesto ya que el fuego le consumió toda la ropa y sin las mascotas que tanto adoraban tanto él como su señora, a la que se la vio muy consternada debiendo recibir asistencia médica de un equipo de emergencia del Hospital Ramón Santamarina.

web_FAMILIA

Lusardo comentó que “hace veinte años que no salgo a ningún lado y fue mi yerno que me insistió para que me viniera a pasar unos días”. Remarcó que “los chicos ya conocen Tandil y junto a mi mujer llegamos el sábado. Después de la lluvia que hubo, decidimos bajar a hacer las compras para hacer un asado ya que mañana (por hoy) no íbamos”.

Continuó narrando que “la señora de la cabaña llamó y habló con mi yerno y pensé que le había pasado algo a un familiar en Buenos Aires. Cuando nos comunicó que la cabaña se estaba prendiendo fuego, no lo podíamos creer”.

El hombre no dejaba de mencionar que “podríamos haber estado nosotros ahí adentro”, intentaba tranquilizar de esta manera a su mujer que estaba totalmente angustiada y no paraba de llorar por lo acontecido y porque al irse dejaron en el interior de la cabaña a dos perros que terminaron muriendo en el incendio.

Bomberos

Una vez más personal del Cuartel Central de Bomberos fue convocado a trabajar en la zona de Villa del Lago, lugar donde habitualmente deben sofocar incendios de pastos. En esta oportunidad lo que ardió fue una única cabaña construida en su totalidad de madera, que funciona desde hace un tiempo y en donde estaba previsto realizar otras dos construcciones similares en los próximos meses.

Gabriel Goicoechea, el oficial subayudante a cargo de la dotación, habló con El Eco de Tandil y señaló que “recibimos el llamado de una cabaña que estaba prendiéndose fuego y al llegar al lugar nos encontramos con una bola de llamas”.

Agregó que “se procedió a trabajar, preguntando si había personas en el interior, como nos dijeron que los ocupantes se habían retirado procedimos a hacer la habitual tarea de enfriamiento y logrando apagar el foco ígneo en su totalidad”.

Detalló que “se trabajó con una dotación de bomberos conformada por cuatro personas, que arribamos en un móvil y se usaron dos líneas de agua, para sofocar el incendio”.

En cuanto a la afectación señaló que “está la totalidad de la cabaña afectada, era una construcción de madera donde realmente no quedó nada. En este terreno es la única que hay, lindante hay otras cabañas pero están bien separadas”.

Encargado

Jorge Calo, persona encargada del lugar, habló con este Diario y sostuvo que “nos llamaron los vecinos que se había prendido fuego la cabaña, por suerte la gente que estaba alquilando y había llegado desde Buenos Aires no se encontraba”.

Narró que “llegamos junto a los bomberos y no quedó nada. Era la única cabaña que había, se iban a construir dos más pero ahora con esto no sé qué sucederá”.

web_ENCARGADO

Confirmó que toda la construcción era de madera. “La hice yo desde los cimientos al techo”, para luego añadir que “el lugar tiene seguro y los pasajeros también, hay un seguro contra incendio del lado de afuera, pero el fuego comenzó desde adentro y no lo paró ni la pintura especial contra llamas que tenía”.

En cuanto si la fuerte lluvia que se registró ayer podría haberse filtrado y haber provocado algún cortocircuito, aseveró que “no, porque ni siquiera entraba agua ya que tenía capas aislantes y se tomaron todos los recaudos. Hace un año y medio que están hechas y no es la primera lluvia que se da tan fuerte. Esta gente entró el sábado y antes hubo turistas que estuvieron por espacio de tres días. Lamentablemente no sé qué fue lo que desató el incendio”.

Amor animal

Facundo Ríos, persona que contrato el alquiler, observaba desolado la cabaña, con la vista totalmente perdida no pudiendo creer que sus mascotas, que con tanto amor adoptó, no los acompañe en el regreso al hogar. “No lo puedo creer-dijo-, se murieron dos perros que dejamos en el interior cuando nos fuimos a hacer las compras. Siempre iban con nosotros, no sé porque los dejamos. Lo íbamos a dejar acá afuera, pero un perro vecino ladraba y tuvimos miedo que fueran atacados. Dijimos bajamos a comprar y volvemos enseguida así que se queden adentro. Mirá lo que pasó, estoy destrozado”.

Por su parte Lusardo indicaba “pedí la asistencia de la ambulancia porque mi señora está destruida. Teníamos unas mascotas hermosas que nos acompañaban siempre, las dejamos veinte minutos y se desató el fuego”.

Enfermeros del servicio de sanidad del nosocomio público atendieron a la mujer, tomándole la presión y asistieron a las personas que dentro de lo que había acontecido el dolor mayor era las mascotas que habían fallecido.

Sin nada

Todo el equipaje que los turistas habían traído, más dinero y electrónica fue consumido por el fuego, incluso en el interior de la cabaña había quedado la llave del utilitario Citroën, por lo que deberán hacer una copia o como dijo el propietario “si no consigo por ser feriado, le haré un puente para arrancarla y viajar, otra no me va a quedar”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario