Un comerciante rechazó a balazos a delincuentes que tomaron como rehén a su familia

El hecho se produjo en una vivienda situada en las calles Pavón y Uruguay, de esa zona del norte del Gran Buenos Aires, cuando ingresaron dos asaltantes y redujeron al hombre, de 35 años, a su esposa y a sus hijos. Los asaltantes maltrataron y ataron a los integrantes de la pareja, para hacerse de dinero y otros elementos de valor que hallaron en el interior de la casa.
Sin embargo, el damnificado aprovechó un descuido de los ladrones y tras hacerse de una pistola calibre 9 milímetros de su propiedad, abrió fuego contra los asaltantes, hiriendo a uno de ellos en el pecho.
Pese a la grave herida recibida, el asaltante logró acompañar en su huida a su cómplice por unos cien metros, hasta desplomarse en el lugar. El delincuente, un joven de unos 20 años, fue encontrado por efectivos de la comisaría quinta de San Isidro que arribaron al lugar, alertados por el dueño de la casa.
En poder del herido se encontraron varios de los objetos que los asaltantes se habían llevado pocos minutos antes de la casa, entre los que se enocontraban las llaves del inmueble y del el auto que es propiedad del comerciante. Mientras el asaltante fue trasladado al Hospital de San Isidro, donde quedó internado en estado reservado, los policías secuestraron el arma con la que el comerciante realizó los disparos, además de siete vainas servidas, de acuerdo con lo indicado por las fuentes consultadas.
El incidente no dejó otras personas heridas, según señalaron los voceros policiales.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario