Un grupo de vecinos se movilizó bajo la lluvia contra el tarifazo

A diferencia de la anterior convocatoria, y con otro escenario, ayer por la tarde, frente al Municipio, un grupo de personas se movilizó para rechazar el nuevo ajuste tarifario que implementó el Gobierno nacional para los servicios de energía eléctrica y gas en todo el país.

Luego de la masiva marcha de agosto del año pasado, la nueva cita reunió a unos treinta vecinos que se mostraron en contra de las medidas impulsadas por el Ejecutivo nacional.

“El hambre y el ajuste son decisiones políticas del actual gobierno”, rezaba uno de los carteles que acompañó la protesta, que se desarrolló bajo la lluvia.

Además circuló una planilla a completar con un pedido al ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren, en la que establece que “los abajo firmantes, usuarios de los servicios de luz y gas de Tandil rechazamos los aumentos que se están implementando en el presente año. Ya no estamos en condiciones de afrontar estos brutales aumentos”.

La movilización

La convocatoria se concretó mientras comenzaba a hacerse más visible la tormenta que valió un nuevo alerta para esta zona brindado por el Servicio Meteorológico Nacional.

A las 19, los organizadores comenzaron a montar la escena al colocar sobre el veredón dos medios tambores de chapa en los que encendieron fogatas. En el medio, instalaron una mesa sobre la que dejaron velas encendidas, en representación del impacto que tendrán las subas en los servicios en los próximos meses, con la llegada del frío.

Detrás, un enorme cartel que atravesaba el acceso a la sede de gobierno hacía visible la consigna de la jornada: “No al tarifazo en Tandil”.

En paralelo, los primeros asistentes comenzaron a llegar al punto de encuentro y permanecieron en la vereda de enfrente, sobre la Plaza Independencia, expectantes ante lo que podría suceder.

Una primera medida

Minutos antes del inicio, uno de los organizadores, Rodolfo Cachela, contextualizó que el año pasado, frente a la medida que tomó la administración de Mauricio Macri de actualizar los valores de las tarifas, las multisectoriales que se alzaron en contra de la decisión “fijaron este día (por ayer) como un día de protesta general y así se realizaron en muchas ciudades del país”.

Reconoció que pretendían marchar una vez comenzaran a arribar las facturas para determinar el impacto en el consumo, pero al hacerla ayer “dimos este primer paso para decir que acá estamos y vamos a seguir”.

Sobre la jornada en particular precisó que fue un “primer acercamiento” para hacer visible la protesta y para advertir sobre el panorama que vislumbran frente a la situación actual.

Así, la medida incluyó una puesta en escena con dos fogatas y velas en alusión al estado en que podrían estar “muchos hogares tandilenses dentro de poco, en este invierno”.

Y justificó que “los anuncios sobre los aumentos tarifarios comenzarán a repercutir en marzo y abril” y renegó la “política que mantiene el Gobierno actual desde el año pasado, que lo obligó a retroceder en su momento pero que ahora retomó”.

“La idea es hacerles llegar un mensaje de todo el país para que no haya más tarifazos”, enfatizó.

En ese marco también citó la campaña de junta de firmas que impulsarán en búsqueda de acompañamiento de un petitorio que se elevará al ministro Aranguren, en sintonía con una iniciativa que se replicará en “todas” las multisectoriales del país. “Desde Tandil también vamos a formar parte de esas firmas a nivel nacional”, destacó.

Por último Cachela se refirió a la escasa convocatoria y la atribuyó al alerta meteorológico vigente y al poco margen en que se organizó. “Pero queríamos hacer dar este puntapié inicial”, destacó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario