Un hombre con su hijo en brazos sufrió un violento robo en plena vía pública

Si bien los registros de la policía indican que los delitos que se producen en la ciudad están dentro de los parámetros normales, los mismos siguen sucediéndose a diario. Los delincuentes a cualquier hora del día aprovechan y llevan a cabo sus atracos, evadiéndose de las autoridades y generando temor a sus víctimas.

Ayer fue el turno de un vecino que vive en calle Almafuerte 978 y que, con su hijo en brazos, fue sorprendido por dos sujetos quienes se movilizaban a bordo de una motocicleta y que además de robarle sus pertenencias, lo amenazaron con un arma y recibió un golpe en su espalda que requirió atención médica.

El hecho ocurrió a plena luz del día y se suma a los que vienen aconteciendo de un tiempo a esta parte, generando inseguridad entre aquellas personas que habitan en los distintos barrios de la ciudad.

El hecho

Matías Ocampo salió de su propiedad con su hijo menor en sus brazos, para subirse a su vehículo Fiat Palio y hacer algunas cosas que tenía prevista. Pensaba disfrutar de la tarde junto al menor, pero en escasos segundos todo lo proyectado quedó inconcluso. Dos malvivientes en una motocicleta con tanque color rojo, se presume de 125 cc, a cara descubierta, amenazaron al hombre, le apuntaron con un arma, lo golpearon en su espalda aparentemente con un hierro y se escaparon llevándose la llave del auto y dos celulares.

De inmediato vecinos del lugar dieron aviso a la policía y posteriormente se convocó a una ambulancia del servicio de emergencia del Hospital Ramón Santamarina para atender a la víctima y derivarla al nosocomio público.

El comisario Andrés Irusta, responsable de la comisaría Segunda, lugar donde se recepcionó la declaración de Ocampo por corresponder jurisdicción, habló con El Eco de Tandil sobre lo ocurrido y señaló que “el hecho sucedió en la vía pública en el momento que estaba saliendo de la vivienda con su hijo que llevaba a upa. Fue interceptado por dos individuos que se movilizaban en una moto, lo amedrentan con un fierro y con un arma tipo revólver, y le sustraen dos celulares y la llave del vehículo”. Agregó que “estas personas actuaron a cara descubierta y la víctima me dijo que si lo ve los reconoce”.

Hospital

Ocampo fue derivado al Hospital Ramón Santamarina donde fue revisado por los médicos. Este Diario consultó en el centro de salud informándose que a la víctima se le hicieron distintos estudios que no arrojaron ninguna lesión, por lo que fue dado de alta, para trasladarse hasta la comisaría donde prestó declaración.

Al cierre de esta edición la policía buscaba intensamente al dúo de maleantes que aparentemente por las descripciones que obtuvieron, también habrían actuado en un arrebato a una cartera que sufrió Graciela Díaz en la tarde de ayer y en cuyo interior contenía documentación.

Dentro del operativo montado anoche la policía divisó a una motocicleta con tanque de color rojo y con dos individuos de similares características a las descriptas por las víctimas, por lo que se inició una persecución para poder dar con estos sujetos, quienes pudieron escapar de los uniformados.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario