Un hombre falleció luego de ser atropellado por un auto que se dio a la fuga en Alvarado al 100

El accidente ocurrió alrededor de las 20 cuando, de acuerdo a las descripciones que pudieron realizar algunos vecinos de la cuadra, un automóvil chico y de color gris, atropelló al peatón que estaba cruzando la calle. Si bien ninguno de los frentistas vio el momento exacto del impacto, varios de ellos escucharon un fuerte estruendo y una frenada, por lo cual salieron de sus casas para ver qué había ocurrido.

En diálogo con El Eco de Tandil, uno de ellos contó que cuando salió de su vivienda vio el hombre tendido en el piso, cubierto de sangre y un vehículo que doblaba a toda velocidad en Figueroa y Alvarado, a metros del lugar del hecho.

Rápidamente, los vecinos llamaron al 101 y pocos minutos después llegó la ambulancia que encontró al hombre inconsciente, agonizando e inmediatamente fue trasladado al Hospital Ramón Santamarina.

 

Gran conmoción

 

El suceso provocó gran conmoción en la barriada, que no podía creer que una persona fuera capaz de atropellar a alguien y abandonarlo de ese modo en la vía pública.

Varios de ellos lograron reconocer a la víctima, ya que se trata de un hombre que suele frecuentar la zona, si bien no reside allí. Su nombre es Miguel Angel Manzanares y tiene cerca de 60 años. Según trascendió vivía en la calle Laprida al 2000 y trabajaba en con un horno con el que fabricaba ladrillos.

Luego de lo ocurrido, el personal policial de la Seccional Segunda estuvo abocado a reunir testimonios para intentar dar con el conductor del vehículo que se dio a la fuga. A su vez, se le solicitó al Centro de Monitoreo de la Municipalidad las imágenes de las cámaras de seguridad situadas en Lunghi y Azucena y en avenida Del Valle y Figueroa, las posibles arterias por las cuales podría haber circulado el automóvil.

Asimismo, los efectivos policiales estaban intentando dar con los familiares de la víctima, que residen en la vecina ciudad de Olavarría.

 

El deceso

 

De acuerdo a lo informado por el centro asistencial local, la víctima falleció entre 15 minutos y media hora después de que ingresó a la institución.

Padecía politraumatismos graves y traumatismo de cráneo grave, lo cual le provocó la muerte. Como no llevaba documentación encima, al momento de su deceso el Hospital lo anotó como NN porque no fue fácil la tarea de dar con los familiares que pudieran reconocer fehacientemente el cuerpo. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario