Un menor sufrió graves heridas al caer del techo de una fábrica

Un adolescente de 16 años sufrió heridas de gravedad al caer del techo de la fábrica Metan, situada en la avenida Lunghi y Campos. Debido al violento golpe que sufrió, debió ser internado en el área de cuidados intensivos del Hospital Ramón Santamarina con traumatismo de cráneo y al cierre de esta edición se encontraba en estado crítico.
El accidente sucedió alrededor de las 17.30, cuando tres menores se encontraban jugando adentro de la fábrica de aluminio Metan y lograron subir al techo de la planta. De pronto, una de las chapas del tinglado cedió y uno de los jóvenes cayó al galpón desde unos 5 metros de altura.
De acuerdo a la información que pudo obtener el personal policial luego de tomarle declaración a los otros dos menores que acompañaban a la víctima, habían ido a ese lugar y subieron al tinglado con el fin de jugar a lo que llaman parkour, un juego que consiste en saltar edificios o superficies que se encuentren a una determinada altura.
Parkour, también conocido como “el arte del desplazamiento” es una palabra que proviene del francés “parcour” y que significa recorrido. Es una disciplina donde el método es la generación continua de obstáculos urbanos, para un desplazamiento lo más fluido posible del cuerpo, a través de piruetas gimnásticas, saltos, entre otras habilidades, utilizando el propio cuerpo.

El rescate

A raíz del fortísimo golpe que sufrió en la cabeza, el joven quedó tendido en el piso en estado inconsciente y sus amigos no podían ingresar al lugar para asistirlo. Desesperados al ver el estado en el que se encontraba su amigo, llamaron al servicio de Emergencias 101 explicando lo que había sucedido y pidiendo ayuda urgente.
Momentos después arribó al lugar una ambulancia y personal policial de la Seccional Segunda de Policía. Los vecinos de la zona se acercaron al ver el movimiento policial e incluso debieron ayudar a cortar el candado del alambrado de entrada, ya que la fábrica se encontraba cerrada. En ese sentido, se presume que los menores habrían ingresado trepando el alambrado, ya que no habían violentado ni el acceso ni ningún otro sector del perímetro.
El personal del centro asistencial junto a la policía debió también abrir el galpón donde se encontraba el menor herido y posteriormente lo trasladaron al Hospital Ramón Santamarina.

Heridas

Los médicos examinaron al menor y tomaron la determinación de internarlo en el área de cuidados intensivos debido a las graves lesiones que sufrió a raíz del impacto.
Se le diagnosticó un traumatismo de cráneo y los médicos estaban observando su evolución al cierre de esta edición, ya que era posible que fuera necesario derivarlo a otro centro asistencial de mayor complejidad. No obstante, en principio los médicos intentaban no trasladarlo por el estado delicado en el que se encontraba.
De acuerdo a los datos que pudo obtener El Eco de Tandil, el menor fue identificado como Santiago Alarcos Ricciardi y vive en inmediaciones del lugar donde ocurrió el accidente.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario