Un “Moño” familiar

Un trabajo de menor a mayor desarrolló “Juani” Aguilera en el circuito La Cascada de Tandil en la final de la clase B de APAC. El motor y chasis fue elaborado por su familia.

Volvió con una destacada tarea con el Chevrolet del Magaró Competición, utilizando los motores y atención de Emilio y Leandro Magaró. Aguilera exhibió un firme manejo en el trazado de las sierras, peleando en un grupo muy competitivo. “Estoy muy feliz por el retorno, y por cómo se dio la carrera. Disfrutamos una linda jornada, luego de intenso trabajo. En pocos días se pudo terminar el motor, que tuvo un gran rendimiento. A medida que se fue soltando, el Chevrolet avanzaba. Emilio, Leandro, ‘Santi’ (Magaró) y Gustavo (Heer) han puesto gran dedicación para contar con este auto. Se pudo concluir una carrera muy peleada, con protagonistas destacados”, expresó el joven tandilense.

El ex piloto de la Fórmula Azul hizo hincapié en el escenario del Tandil Auto Club y la alegría de compartir nuevamente los boxes de APAC: “El circuito estuvo impecable, firme y ancho para usar el auto. Es muy bueno para las categorías correr en escenarios como este. Me siento feliz por estar otra vez en actividad, quiero compartirlo con la familia, muchos amigos y los sponsors. Ahora nos abocaremos a trabajar en la chapa y corregir algunos detalles,  para estar presentes en el Parque Juan Silva de Rauch  “, le comentó Aguilera a www.vertigomotorsport.com.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario