Otra vez el supermercado Día dejó a los empleados en la calle y se manifiestan en la puerta del local

En medio de innumerables litigios en distintos puntos del país, y a tan solo cuatro meses de otro hecho de similares características en esta ciudad, el supermercado Día de Tandil, situado en la avenida Colón y Las Heras, dejó en la calle a todo su personal de un día para otro con una extraña maniobra que realiza en sus diferentes sucursales.

Los cinco empleados se manifiestan en la puerta del mercado desde ese momento junto al Sindicato de Empleados de Comercio, para evitar que abra sus puertas con otro personal.

Una situación
complicada

Juan Romeo Larraburu, el secretario gremial del Sindicato de Empleados de Comercio, explicó que “lamentablemente estamos una vez más con una situación complicada con esta empresa, que tiene una forma de manejarse muy difícil”.
Recordó que en febrero despidieron a siete trabajadores con la misma modalidad y que hoy se encuentran atravesando un litigio con la empresa, al igual que cientos de empleados de todo el país.

En este momento, indicó que actualmente Día enfrenta 1.600 juicios a nivel nacional.

En ese momento, el mercado había cerrado sus puertas y volvió a abrir en mayo con seis personas nuevas.
“Venían trabajando normalmente. En este momento había cinco empleados porque una persona ya no estaba más en la empresa, y ayer (por el miércoles) hasta hubo dos que se quedaron hasta las 23 porque estaban descargando un camión”, sostuvo.

“Una tomada
de pelo”

Ayer a las 7.50 los empleados recibieron un mensaje en un grupo que tienen de whatsapp en el que “casi como una tomada de pelo” les decían que no fueran a trabajar porque estaban despedidos.

Desconcertados, los trabajadores se comunicaron con el sindicato y minutos después se congregaron en la puerta del mercado con el fin de evitar que la empresa intentara abrir con otro personal.

Larraburu indicó que “el mercado pretendía abrir con tres personas que mandaron de Capital Federal para cumplir la tarea que hacían los chicos de Tandil, y por eso nosotros estamos acá. No vamos a permitir que abra el mercado hasta que no reincorporen a los cinco compañeros”.

Fraude laboral

El secretario gremial sostuvo que es “una línea muy finita entre lo legal y lo ilegal, por eso nosotros decimos que es un fraude laboral, porque en realidad se manejan de esta forma siempre”.

“Estaban contratados por una agencia de Capital Federal que supuestamente es la que despide a los cinco, pero no hay carta documento, ni telegrama, solamente un mensaje y por eso estamos en esta situación. Nos vamos a quedar acá hasta que los compañeros sean reincorporados y hasta que la empresa dé la cara”, recalcó.

Y cuestionó que “tienen una forma de manejarse muy rara, tiene encargados, supervisores y gerentes. Todos se van pasando la pelota y no hay responsable que dé la cara”.

Indicó que dentro del mercado ayer estaban “las tres personas que vinieron de Capital, el supervisor y un gerente de Tandil que pretendían abrir normalmente”.

Adelantó que van a permanecer en la puerta del comercio hasta tener una respuesta y que hoy a las 8 habrá una reunión en el Ministerio de Trabajo.

“Vamos a quedarnos en la puerta del mercado para que no entre ni salga nadie”, enfatizó.

La secretaria general del Sindicato de Empleados de Comercio, Nancy Clementi, recordó que el procedimiento que utilizan consiste en proponerle a uno de los empleados ser concesionario, ponen el personal a su cargo y tiempo después rescinden el contrato, no le mandan los sueldos y queda el concesionario con todas las deudas.

“Es una estafa terrible. Esta empresa es un desastre. No nos vamos a mover de acá hasta que solucionen el problema. Es fraude laboral pero están dentro de la ley”, fustigó.

Y lamentó que “la verdad es que hasta ahora hay varios juicios pero no pasa nada, siguen haciendo lo mismo”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario