Un proyecto foráneo estima una inversión importante para instalar un crematorio en lotes municipales

Mientras el Concejo Deliberante estudia el desarrollo de un marco regulatorio para la actividad, el autor del proyecto que establece la instalación de un crematorio en la cuidad, Sebastián Lalanne, brindó detalles de la iniciativa que contempla una inversión privada para montar el servicio sobre un terreno municipal.

La propuesta, desarrollada en Escobar, establece una inversión de 350 mil dólares para lo cual resulta necesario detectar un lote fiscal de unos mil metros cuadrados, alejados de la zona urbana.

Entre los beneficios de contar con esta alternativa el proyecto señala como punto principal que libera a las personas que perdieron a un ser querido tener que trasladarse hacia otra localidad, “generándoles pérdidas de tiempo y costos elevados”.

En lo relativo al Municipio establece que “se brindarán cremaciones sin cargo (se determinará la cantidad mensual); tarifas sociales para las cremaciones por reducción provenientes del cementerio municipal; costos especiales para las cremaciones compulsivas (por edictos) provenientes del cementerio municipal; beneficio directo para el cementerio municipal ya que al contar con el servicio de cremación podrá generar nuevos espacios en tierra y nichos, sabiendo que desde hace un tiempo es muy preocupante la falta de espacios para la inhumación de cuerpos”.
Luego de un repaso sobre la historia y actualidad de la cremación, la presentación avanza sobre algunos datos estadísticos en la ciudad. Según lo expuesto el Censo 2010 establece que la tasa de mortalidad del 8,2 por ciento, con un total de defunciones anuales de 1.141, de las cuales un 10 por ciento va a cremación.

Tras detallar la propuesta edilicia, que apunta a lograr un espacio confortable y acogedor para quienes asistan, el documento avanza en la descripción del tipo de hornos a utilizar, que en este caso se apunta a uno de fabricación nacional de última generación.

El surgimiento
de la propuesta

Con más de dos décadas de experiencia laboral en un cementerio privado de Escobar, el autor del proyecto elevó al Legislativo de esa localidad una iniciativa para dotar un emprendimiento privado, que fue finalmente aprobado el viernes pasado.

La propuesta que replicó en Tandil ingresó por mesa de entradas hace unos dos años y apunta a instalar un crematorio en sociedad con el Municipio. “Nosotros hacemos toda la inversión y la comuna pone la tierra”, resumió Lalanne en diálogo con El Eco de Tandil.

Contó que eligió esta ciudad como lugar para hacer su propuesta no solo porque “Tandil es como mi segunda casa”, sino fundamentalmente por la ausencia de esta alternativa.

Con esa inquietud “a raíz del conocimiento por viajar seguido desde Escobar a la ciudad me contactaron con el exconcejal Eduardo Ferrer, que había presentado un proyecto de ordenanza, que nunca se aprobó, respecto de la necesidad de que tuviera un crematorio”, recordó.

En un primer contacto con el edil mandato cumplido del PJ dieron juntos un abordaje al tema, “me guió en cómo presentar el proyecto y así comenzó todo”, y en la actualidad mantiene contacto con los concejales Matías Meli (UCR) y Rogelio Iparraguirre (FPV).

“Estamos en el tema y con mucho interés de llegar al objetivo”, ratificó el empresario escobarense.

El proyecto

En concreto, resaltó que “la Municipalidad no pone un peso” y valoró que representa “una buena posibilidad para darle a Tandil algo que necesita, que es un servicio de cremación como hay en todas las ciudades”.

A más precisiones sobre el negocio, Lalanne sostuvo que “al montarse la estructura sobre una tierra municipal, la comuna pasa a ser socio estratégico y comercial. Nosotros explotamos el servicio, la Municipalidad controla la actividad porque la policía mortuoria en cada ciudad la ejerce el cementerio local, y a su vez participa de un canon mensual, tiene cierta cantidad de cremaciones gratis por mes”.

Este esquema se instrumentaría a través de un convenio a rubricar en caso de avanzar con la iniciativa.

Marco regulatorio

En relación al marco regulatorio, Lalanne citó que la “única institución que puede habilitar un crematorio es la Municipalidad, como si fuera un comercio, con toda la presentación de las medidas de seguridad, impacto ambiental, entre otros”.

Opinó que esta circunstancia “dilató” el tratamiento de su iniciativa “y después entraron en juego empresarios locales que en su momento habían estado interesados, pero nunca avanzaron”.

“Esto es todo transparente, no hay nada raro, simplemente que nosotros hicimos punta con la presentación del proyecto, ahora se está sumando otra gente que aparentemente está interesada. Pero los únicos que presentamos un proyecto fuimos nosotros”, defendió.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario