Un segundo puesto con sabor semiamargo

Ayer, Leonel Pernía logró un más que meritorio segundo puesto final, pero no hubo en el podio toda la alegría que se podía esperar. Primero, porque de no ser por lo ocurrido en boxes, posiblemente hubiese ganado. Y segundo, porque sabía que Spataro no había quedado conforme al tener que cederle el puesto a pocas vueltas del final.
Su compañero de conducción, el brasileño Valdeno Brito , fue el encargado de largar. Lo hizo desde el lugar 10 y en la vuelta 22 ingresó para el cambio de piloto. Fue el único auto al que se le cambió la goma delantera derecha (la que más sufre en ese circuito), pero el Renault se detuvo, tuvieron que empujarlo varios metros y tardó en boxes casi 52 segundos. Rossi (el que hizo el recambio más rápido) tardó 17 segundos menos. Y a la postre fue ganador aventajando a Pernía por menos de diez segundos. O sea: de no haber ocurrido el citado percance, la victoria hubiese sido del tandilense.
Claro que también hubo juego de equipo: cuando Leo marchaba cuarto detrás de Emiliano Spataro- que no podía superar a Camilo Echevarría- Renault le pidió a su coequiper: “Dejalo a Leonel. Si en tres vueltas no puede pasarlo a Echevarría, te devuelve el puesto”. Eso ocurrió, el tandilense superó a Camilo y aunque algunos suponían que podía ceder la posición a su coequiper, no lo hizo. Por eso Spataro, al llegar a boxes, lo primero que dijo fue : “Estoy contento por el podio, pero no me gustó la orden del equipo”.
Lo cierto es que, mas allá de la controversia, la actuación de Pernía fue superlativa. Cuando se subió al auto estaba en el puesto 17 y escaló hasta ser segundo.
Tras su victoria en TC el domingo pasado, una vez más se suma a la pelea por el título de Super TC 2000. Antes de esta carrera figuraba 10mo. con 58,5 puntos a 53,5 del líder Girolami. Ayer, gracias a las 29 unidades que obtuvo, alcanzó 87,5 puntos y ascendió al 6to lugar, a 38,5 unidades del nuevo

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario