Un taxista hirió a un menor de 17 años de un balazo en la cabeza al resistirse a un robo

n taxista hirió el viernes por la noche de un balazo en la cabeza a un menor de 17 años mientras se resistía a un robo.
El disparo se produjo accidentalmente, en el momento en el que el conductor del automóvil quiso evitar que dos jóvenes lo atracaran en las inmediaciones del barrio 25 de Mayo.
Los autores del hecho, junto a un tercer muchacho, se subieron en la Terminal de Omnibus cerca de las 22.30 del viernes, y le indicaron al taxista, José Joaquín Ledo, de 60 años, que los llevara hasta un negocio ubicado en la esquina de Buzón y Espora.
Dos de los tres jóvenes se bajaron del auto, compraron bebidas y uno de ellos abandonó el recorrido, aunque pactó reencontrarse más tarde con los otros dos.
?No me pongo el cinturón de seguridad, justamente por la experiencia que tengo en robos. Si no, cualquiera se sube al auto y con una lapicera te desvalija. Esto lo quiero destacar?, explicó Ledo sobre lo ocurrido a la postre.
Cuando retomaron el trayecto, los dos menores le indicaron al conductor un nuevo destino, esta vez una zona, sin precisar la dirección.
El taxista tomó la calle Ijurco, pero los jóvenes no le aclaraban el final del trayecto y le ordenaron que continuara en el mismo sentido.
En Chapaleofú le indicaron que doble a la derecha y en plena oscuridad, rodeado de terrenos baldíos, el menor de 17 años lo amenazó con un arma y le pidió toda la recaudación y el estéreo del coche.
?Siempre tengo la billetera en la parte baja de la puerta. Me agaché un poco, la tomé y cuando me di vuelta le pedí que por favor me devuelva las fotos de mis hijos. Ahí, cuando se descuidó, le agarré la mano?, narró Ledo.

Los disparos

Producto del forcejeo, el arma se disparó en reiteradas oportunidades y dejó impactos de proyectiles entre las piernas del conductor, la luneta trasera y el techo del auto.
El menor de 15 años se bajó del coche y comenzó a golpear a Ledo por la ventanilla, pero se dio a la fuga cuando el joven que portaba el arma empezó a gritar que tenía sangre.
Luego, el herido logró soltarse de la mano del conductor, también abandonó el coche y empezó a correr en dirección a Ijurco.
Ante lo que sucedía, Ledo se bajó del auto, pero el joven le disparó varias veces a la distancia, se subió nuevamente y avanzó en la dirección contraria.
El taxista dobló por la calle Juárez y, tras recorrer 150 metros, encontró un móvil policial, que en un rápido accionar capturó al herido en la plazoleta San Francisco, a pocas cuadras del lugar donde ocurrió el hecho.

?Es conocido
de mi familia?

En diálogo con este Diario, Ledo destacó que ?los taxistas y los remiseros están desprotegidos. Hoy por hoy, la calle es un vandalismo completo. Yo tengo siete hijos y ellos (los asaltantes) no piensan en uno?.
El conductor mencionó la difícil situación que atraviesa el hijo del entrenador de fútbol Juan Cía, Nicolás, que necesita un transplante de médula, para explicar su consternación ante lo que ocurrió por resistirse al robo.
?Mi familia y yo nos estamos movilizando para ayudar en esta causa ?comentó?. Lo único que me faltaba era querer salvar una vida de 15 años por un lado y truncar una de 17 por otro. ¿Qué puede ocurrirle a un tipo de 60 años que mata a un chico de 17? ¿Cómo quedo psicológicamente? ¿Cómo miro a mi familia??.
El taxista también reflexionó que ?los chicos nos están pidiendo a gritos que los paremos y los contengamos. No le echemos la culpa a la policía. Esta es una cuestión de todos, sobre todo, de los gobernantes?, y agregó que el joven herido es conocido de su entorno familiar.
?Mi hijo le ayudó a terminar la casa al padre de este chico?, contó con pesar, y agregó que uno de los familiares le pidió disculpas por lo ocurrido.
?Yo quiero llevar el pan a mi casa y vivir tranquilamente. Anoche no sabía si iba a poder contar esta situación. Me da mucha tristeza y lamento que no haya una contención para toda esta juventud?, finalizó el hombre.

Identificaron
al otro menor

La policía identificó ayer al otro autor del intento de robo, un menor de 15 años de ?vastos antecedentes penales en los últimos meses?, según informó la Jefatura Distrital.
Mediante un allanamiento en la casa del joven, efectivos policiales secuestraron una pistola calibre 22 con un sólo proyectil en el cargador, aunque aún no se sabe con certeza si fue el arma que utilizaron en el hecho.
Los dos menores están a disposición de la jueza Mabel Berkunsky, que lleva adelante la causa bajo la figura de ?Robo calificado por el uso de arma?. *

F

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario