Una cooperativa escolar con auspicioso futuro

Los alumnos de quinto año de la orientación técnico en tecnología de alimentos de este establecimiento educacional se propusieron hacer conocer un poco más este emprendimiento escolar y entrevistaron a la profesora Marcela Rubiales que es la jefa de departamento de Tecao y a los alumnos de séptimo año para conocer más acerca del funcionamiento de la cooperativa.

“La idea original era que las dos orientaciones que hay en la escuela, técnico en tecnología de los alimentos (Tecta) y técnico en administración de las organizaciones (Tecao), pudieran integrarse en un proyecto. Además el tema del cooperativismo está contemplado como contenido escolar por leyes provinciales y nacionales”, comentaba la citada profesora, que junto a su colega Carolina Vitullo (jefa de departamento de Tecta), son las encargadas de organizar y acompañar a los alumnos en las distintas instancias del proyecto.

“La característica principal de la cooperativa no es la de ganar dinero. Se prioriza la ayuda mutua y el esfuerzo común. Por eso al votar las decisiones o acciones a seguir, es que todos somos iguales” explicó Axel Luque, quien acompañado por Alexander Guayanes, Rodrigo Montero, Enzo Andujas y Daiana Carrozi, el resto de los alumnos de séptimo año Tecao se encargan también de la difusión entre sus pares de la escuela de las actividades cooperativistas.

“Tecao se encarga del aspecto administrativo de la cooperativa, como llevar los libros contables; desde 2015, tiene personería jurídica y Tecta se encarga de la producción” aclaró. Matías Barbieri, alumno de séptimo Tecta, fue quien puso a disposición de los chicos organigramas de trabajo y datos específicos acerca de la cooperativa.

Entidad precursora

Entre otras cosas, la profesora Rubiales puso especial énfasis en destacar que “esta escuela es precursora en este tipo de proyectos. Recientemente -en octubre- participamos del XIX Encuentro Nacional de Consejos de Administración de Cooperativas Escolares y Consejos Directivos de Mutuales Escolares en Las Grutas. Un encuentro de cooperativas escolares con participantes de Tandil y de la zona, donde se intercambiaron experiencias, ideas y problemáticas”.

“La cooperativa es autosustentable, se financia a sí misma y esto ha posibilitado que permanezca en el tiempo y crezca” agregaron los alumnos, aclarando que sus productos: dulce de manzana, zapallos en almíbar, membrillos en almíbar, berenjenas en escabeche, salsa criolla y chutney, se pueden adquirir en el edificio escolar sito en Yrigoyen 636, de lunes a viernes de 7.30 a 17.30.

Hablando del futuro, los chicos entrevistados contaron que “la idea es seguir el proyecto como una cooperativa de trabajo, con el fin de darle trabajo a los egresados de esta escuela de ambas orientaciones. Sería una cooperativa separada, para aprovechar la experiencia con la cual nos vamos cuando egresamos. Seguiría siendo “La Vieja Casona” pero con la posibilidad de vender fuera de la institución”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario