Una historia de amistad y diferencias

Mirando la foto de la que despuntan francas sonrisas y pensando en la moneda de un peso nos dimos cuenta que teníamos todos los elementos para contar una historia o escribir un cuento diferente a las típicas historias o cuentos  sobre la amistad.
Estos chicos jamás pensaron o dijeron, por ejemplo, que el dinero da una sensación muy parecida a la felicidad o que la consagra. Nunca se les habrá ocurrido imaginar a los billetes saliendo de sus bolsillos y orejas. Y si lo pensaron habrá sido para inventar un juego riéndose hasta el cansancio.
Otra de las cosas en que estos chicos tampoco deben haber pensando es que el alcohol y las drogas quitan las penas; por el contrario, alejados de estos flagelos se entretienen con otras actividades que los hace inmensamente más felices. El deporte es una pasión para todos, sabemos de las condiciones de Matías para jugar golf y de lo bien que baila folclore y toca el bombo. Y por eso en la imagen vemos a todos disfrutando de un minuto de descanso en la cancha de golf: Luciano, Sarita, Matías y Toti.
Hace unos cuantos días que se llegaron hasta el Multimedios con la imagen y la moneda de un peso, pero es difícil a veces encontrar las palabras justas para describir lo que uno ve y siente cuando mira estos cuatro rostros de pibes felices que no hacen un culto de la sociedad de consumo sino de la amistad. Y ojo, que el amor es  para ellos algo realmente importante y se escribe con  mayúsculas, por eso la sonrisa de la jovencita apoyada en su novio del alma.
A esta altura? ya nos dimos cuenta de que en realidad no estamos escribiendo una historia o un cuento sino simplemente destacando valores, cosa que a veces se hace complicado en un diario porque entre las noticias  de todos los días están -por ejemplo- aquellas que hablar de bajar la edad de imputabilidad, de la crisis económica mundial, de los despidos, de los vejámenes, crímenes y traiciones.
Pocas veces alguien se acerca con una foto y una moneda de un peso y sin pretensiones de que ¡salga ya!, sino que la dejan para cuando haya un lugar y un espacio. No saben de apuros, tienen toda la vida por delante y la quieren disfrutar como sólo ellos saben, con la sencillez de abrazo a la familia que es cálido, sincero;  con la alegría de aprender todos los días una nueva manera de conducirse en la vida y por sobre todo de realzar el valor de la amistad, hoy, cuando los valores se ven tan devaluados.
¡Eso es!, estamos escribiendo sobre gente sencilla, que disfruta de la vida con enormes ganas, que prioriza los valores por sobre el dinero? y cuando les hablan de la amistad, se ponen para la foto porque se sienten los mejores amigos del mundo.
Tal vez vuelvan hoy a buscar la foto, con la moneda se deben haber comprado alguna que otra golosina especialmente dulce, como son ellos.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario