Unas 2 mil motos llenaron de alegría y color la ciudad en el Encuentro Mototurístico

Con caravanas, música y diversas actividades recreativas, el encuentro que año a año convoca a miles de moteros del país, comenzó a desarrollarse el viernes y culminará hoy.
Ayer realizaron la primera caravana a las 10 de la mañana cuando los moteros recorrieron distintos puntos de la ciudad atrayendo las miradas de grandes y chicos.
A las 16 se llevó a cabo la caravana central partiendo desde la Quinta Belén hacia el estacionamiento del Dique donde se congregaron todos los moteros. Allí se realizó el acto principal en el cual brindó sus palabras el intendente Miguel Lunghi. Asimismo, se concretó la tradicional entrega de menciones a los moteros que llegaron desde las ciudades más lejanas, a los que primero llegaron, entre otros.
Luego se efectuó un espectáculo de destreza y acrobacia en moto y cuatriciclos a cargo de un motero proveniente de la provincia de Santa Fe.

Una pasión
 
Osvaldo Derose, uno de los organizadores del encuentro, señaló que “todo se desarrolló con normalidad, con una cantidad impresionante de motos. Creo que ésta fue la caravana en la que más motos hemos juntado en los últimos años”.
“Como algo anecdótico para destacar es que se registraron en el encuentro dos chicos que son hermanos oriundos de Sudáfrica, que vienen recorriendo la Argentina y piensan ir hasta Ecuador en bicicleta. Buscaban un lugar para acampar, así que formaron parte del encuentro. Sin dudas son los que vinieron desde más lejos, también es muy admirable lo de ellos de salir en bicicleta, comparten mucho el espíritu nuestro, que es la aventura y el contacto con la gente”, recalcó.
Respecto al espíritu de las personas que participan de este encuentro, señaló que “la moto nos sirve para conocer amigos, compartir momentos, hacer un fogón y no importa ni el nivel social ni el cultural, es como que todos compartimos la pasión por la moto y no hay rivalidades, no es como otros deportes”.
“Cada cual tiene su moto y le parece que es la más linda del mundo hasta que junta unos pesos y la puede cambiar para tener una mejor. Esto es compartir gratos momentos, viajar, conocer amigos, para eso sirve la moto”, destacó.
En lo que respecta a la gran variedad de motos que se pudo observar en las caravanas indicó que “tiene que ver con el gusto de cada uno, a algunos les gusta más la velocidad, las motos pisteras, y a otros nos agrada más ir despacio pero más cómodos, a otros les gusta andar por la tierra y posee otro tipo de motos. Todos compartimos la misma pasión, aunque con distintos matices”.
 
Otras actividades
 
Ya por la tarde, regresando de la caravana, los amantes de las motos disfrutaron de un show de varias bandas locales y una de Buenos Aires en el predio de la Quinta Belén y se realizaron sorteos de motos 0 kilómetro.
Alrededor de las 21 dieron inicio la recorrida nocturna que culminó en la cima del Parque Independencia, con un despliegue impresionante de fuegos artificiales.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario