Vecinos del Langueyú se reunieron con Lunghi, funcionarios y ediles para exponer sus problemáticas

En esta oportunidad, estuvo presente el intendente Miguel Lunghi junto a sus funcionarios y concejales de los tres bloques.

Además de una veintena de vecinos y referentes del Movimiento Evita, asistieron al encuentro el jefe de Gabinete Marcos Nicolini, el secretario de Obras Públicas Mario Civalleri, el director de Espacios Verdes Públicos Alejandro Bonadeo, y el director de Servicios Claudio Fuentes. A su vez participaron los concejales radicales Néstor Müller, Carolina Gutiérrez, Matías Meli y Sergio Lunghi y los ediles opositores Pablo Bossio, Fernando Rossi, Claudio Ersinger y Pablo Díaz Cisneros.

 

Mejor calidad de vida

En primer lugar, la frentista Laura Pis afirmó que “hace varios años que les venimos planteando las problemáticas del barrio y no cambió en nada, sigue siendo lo mismo. Sólo que esta semana limpiaron la quinta La Florida y la ribera del arroyo. No entiendo porqué si el Ejecutivo dice que tiene una agenda de trabajo, luego de que hicimos la reunión de la semana pasada al otro día la gente de Parques y Paseos estaba trabajando acá”.

“Estamos pidiendo solamente una mejor calidad de vida y que el Tandil Soñado sea también detrás de la Ruta 226”, recalcó.

En tanto, Mario Sánchez recordó que este pedido de los vecinos lleva muchos años, “hasta hemos acompañado a concejales de su bloque a La Plata para ayudarlos a gestionar. No estamos tirando de la soga porque se nos ocurre, necesitamos mejor calidad de vida para nuestros hijos, una solución urgente por el saneamiento del arroyo”.

“Necesitamos que el concejal camine el barrio, que sea el nexo entre ustedes y nosotros, que caminen más lejos, hay gente que vive más cerca del arroyo, más cerca de la contaminación”, sostuvo.

El intendente Lunghi explicó que “el Concejo Deliberante aprobó para 2014 700 mil pesos para pagar viáticos y gas oil para la dragalina que tiene que mandar Hidráulica de la Provincia. Este año no la mandó por el tema de las inundaciones. La plata está sin tocar pero el Municipio no tiene esas máquinas. Las maneja la Provincia, ahora nos prometieron que posiblemente en enero lleguen”.

“Toda la limpieza de los arroyos la maneja Hidráulica de la Provincia porque si no se limpia bien puede tener problemas Rauch u otro lugar. El Municipio con los arroyos tiene poco que ver, ponemos la plata y pagamos lo que no nos corresponde. Estamos en democracia, vamos de a poco mejorando con aciertos y errores pero parece que al Municipio le corresponde todo y no es así, hay cosas que le corresponden a Provincia o Nación”, remarcó.

A su turno, Mario Civalleri señaló que “los cauces de agua no se pueden manejar de a pedazos pero no hay una acción integral sobre los arroyos, ése es el problema. Cuando vamos a las reuniones de la Provincia se molestan si limpiamos los arroyos los partidos que estamos aguas arriba porque inundamos Rauch y lo que viene abajo. Debe ser una acción coordinada, no es que uno se le ocurre, va y limpia”.

 

Los efluentes

En cuanto a los residuos que vuelca Obras Sanitarias al arroyo, Civalleri expuso que “todas las plantas depuradoras tienen que volcar a un cuerpo receptor una vez que se hace el tratamiento, que es un arroyo. La planta depuradora se hizo en el año 48 y todo el esquema de desagüe cloacal de Tandil viene a esta planta depuradora, no se puede correr”.

“Tiene un buen estándar de funcionamiento. Lo que ocurre y hay que asumir, es que hay una enorme cantidad de domicilios con conexiones pluviales a la cloaca, que son clandestinas, cosa que no está permitida. Los días de lluvia el caudal que recibe la planta se multiplica por diez con lo cual parte lo pasa por arriba. Esto es real y no es fácil de resolver”, admitió.

Una vecina planteó que no puede ni comer por el olor nauseabundo que emana del arroyo por los efluentes cloacales.

En ese sentido, Civalleri argumentó que “lo que deberían haber hecho hace 30 años el Gobierno de turno es una restricción al dominio y no permitir que se construya a 80 metros del arroyo. Las zonas de ribera deberían estar despejadas, son complicadas, lamentablemente la planificación urbana de Tandil en su momento no tuvo en cuenta que había que tratar de limitar las construcciones cerca del curso de agua”.

 

El petitorio

Laura Pis hizo lectura del petitorio que entregaron a Lunghi en el cual manifestaron que “los vecinos de la zona lindante al arroyo Langueyú exigimos a las autoridades la mejora integral de nuestro barrio, ubicado en la intersección de las calles Aeronáutica Argentina, Lavalle, Darragueira y Labardén. Nuestros derechos se encuentran vulnerados”.

En ese sentido, solicitaron que “se asigne una cuadrilla para la limpieza y parquización sobre la ribera del arroyo, que se arranque de manera urgente con las obras de saneamiento, que se dé marcha atrás a las intimaciones a los vecinos por impuestos atrasados por servicios no brindados, regularización del servicio de recolección de basura, instalación de cloacas, de luminaria especialmente en la zona del puente”.

Además de “mejoramiento de las calles, entrada de colectivo de línea al barrio, cordón cuneta y mejoramiento de veredas, desratización, construcción de un puente que conecte la calle Rosales, Pasteur y Urquiza, apertura de la calle Pasteur interrumpida por La Serenísima, reclamamos igualdad de derechos, hay barrios discriminados en Tandil y queremos que esto termine”.

 

Inclusión

En diálogo con los medios, Mario Sánchez expresó que “vamos a creer que van a asumir el compromiso de incluirnos, que es lo que queremos. Le quisimos brindar una imagen de respeto y que podemos plantear las cosas de ese modo”.

“Esto es una lucha de muchos años, la necesidad no puede seguir esperando, porque nosotros hemos vivido la mitad de la vida en estas condiciones, y se están criando nuestros hijos así”, afirmó.

 

Una ciudad que crece

Al finalizar el encuentro, el jefe comunal resumió que “me llevo la satisfacción de que fue una charla cordial, correcta, como debe ser en democracia. Hay necesidades, nos las plantearon, muchas cosas las podemos hacer, otras son más difíciles”.

“Los arroyos son de Tandil pero los maneja Hidráulica de la Provincia, estamos esperando que venga la dragalina para poder limpiarlo. Tenemos en el presupuesto 700 mil pesos aprobados para pagar los viáticos de la persona que viene y el gas oil, esperemos que llegue en enero, nos dijeron que se atrasó este año por las inundaciones que hubo en otras partes de la provincia”, indicó.

Y añadió que  “también nos plantearon necesidades de asfalto, más luz, más limpieza, Tandil crece mucho. Yo creo que estamos en una ciudad que va avanzando y que se va desarrollando bastante bien, con mucho progreso. Estamos dando la cara y charlando, por supuesto vamos a seguir trabajando. Supongo que no vamos a conformar a todos pero no hay ningún inconveniente y nos llevamos muchas inquietudes que vamos a solucionar en forma rápida y otras no tanto”, concluyó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario