Villa Aguirre se hizo fuerte ante Botafogo

Villa Aguirre derrotó a Botafogo de Rauch, por 4-2, consolidándose en una expectante posición en la tabla de la Unión Permanente de Ligas, en la cual tomó una ventaja de cuatro puntos con respecto a su vencido de ayer.
El conjunto de Juan Aranda aprovechó sus mejores momentos de la tarde para quedarse con una victoria ampliamente merecida, frente a un rival que insinuó mucho más de lo que terminó concretando.
Los tandilenses fueron protagonistas desde el inicio, con un esquema 3-3-2-2 que fue flexible, ya que Grondona se retrasó por momentos para armar línea de cuatro defensores. La visita respondió cuando pudo, pero le faltó peso ofensivo como para comprometer al arquero Zubigaray.
La apertura del marcador llegó en 21?, cuando Luján capturó la pelota en el borde del área grande y dejó sin chances a Cándido con un zurdazo bombeado que ubicó el balón contra el vertical izquierdo.
Poco después, nuevamente Luján apareció para el 2-0. El ?8? maniobró a pura gambeta dentro del cuadrante mayor e infló la red con un remate alto.
La diferencia consolidó el rendimiento de Villa Aguirre, que estiró la ventaja en su siguiente visita al área de enfrente. Cándido rechazó con esfuerzo un cabezazo de Espíndola, pero Gallego tomó el rebote para establecer el categórico 3-0 y dejar sensación de partido definido.
Los rauchenses adelantaron sus líneas en la segunda parte, aprovecharon cierto quedo del local y consiguieron un rápido descuento. Beltrán falló en defensa y Signorelli ubicó la pelota en el ángulo derecho con un precioso zurdazo, tras hamacarse en el área rival para desairar a la marca. El ex Santamarina fue el mejor de su equipo, pero su labor terminó siendo intrascendente cuando abusó de la gambeta o arrancó desde su propio terreno, muy alejado de la zona caliente.
La supuesta reacción de Botafogo quedó en amagues. Villa Aguirre retomó el dominio gracias a la gestión de sus mediocampistas. Con el ingreso de Alfaro por Luján, le tocó a Núñez retrasarse unos metros y también ahí mostró su sapiencia para manejar los tiempos.
Más entero como equipo, el local llegó al 4-1 cuando iban 28?. A Núñez lo taparon en primera instancia, pero Roldán remató de frente y la pelota llegó a la red tras un leve desvío en un adversario.
Pudo ser goleada, pero Cándido se lució ante Gallego y Alfaro falló con un derechazo alto desde el punto del penal. El golero de Botafogo se retiró lesionado, ingresando el defensor Sosa y pasando Atucha a ocupar la valla.
Cerca del final, Lescano decoró el resultado, convirtiendo con todo el arco a su disposición después de que Zubigaray tapara la primera definición de Mesías.

 

La figura
Walter Espíndola

Fue el dueño de la mitad de la cancha. Estuvo siempre bien ubicado, interrumpió varios ataques de Botafogo y le dio correcto destino a la pelota. Mantuvo un rendimiento parejo durante todo el partido.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario