Violencia de género: dos mujeres sufrieron heridas cortantes y fueron derivadas al Hospital Ramón Santamarina

Un nuevo hecho de violencia de género ocurrió anoche en el domicilio de Pasaje Vela 2028, que culminó con dos mujeres heridas de arma blanca, las que fueron trasladadas al Hospital Ramón Santamarina, en tanto que el agresor era intensamente buscado por la policía, siendo el resultado negativo hasta el momento.

El violento hecho de sangre se desencadenó cerca de las 21.30 cuando Néstor Omar Saldubehere llegó a la citada dirección portando un arma de fuego y un cuchillo. En la parte delantera de la casa, se encontraba Evangelina Esther Martínez (35) con una de sus hijas, la que se hallaba en una de las piezas, mientras que en el sector posterior de la propiedad estaba su madre Nancy Corrado junto a otras dos hijas menores que la acompañaban.

Los gritos que se produjeron alertaron a Corrado que algo estaba sucediendo, por lo que se trasladó para auxiliar a su hija. Saldubehere ingresó al hogar gritando “por qué me denunciaron”, además de proferir distintos insultos. En medio de la discusión a los gritos, el hombre de 51 años decidió atacar a las mujeres con el cuchillo que portaba, provocándole diversos cortes tanto a su expareja como a la madre de ésta.

Se dio a la fuga

Los vecinos del lugar, alertados por los gritos que provenían del domicilio, dieron aviso al 101 de lo que estaba aconteciendo. Al escuchar las sirenas que se aproximaban, Saldubehere decidió escapar por el fondo de la casa, lanzando disparos al aire, para perderse en la noche.

Al llegar la policía a la casa se encontró con la madre e hija heridas, por lo que se dio rápido aviso al servicio de emergencia del nosocomio público para que fueran asistidas y posteriormente trasladadas para una mejor atención.
Las menores presentes en el lugar contaban a quien quisiera oírlas lo que había pasado minutos antes. Una de ellas expresaba que “estaba en la pieza, mi mamá me decía que me meta debajo de la cama, pero me quedé quieta sentada”, señalaba la pequeña para luego añadir que “entró y empezó a gritar porque lo habían denunciado y ahí llegó mi abuela. Hubo muchos gritos, escuché disparos y después silencio”.

Recordó que “enseguida llegó la policía y la ambulancia se llevó a mi mamá y a mi abuela”. También agregó que “otras dos hermanas estaban en la parte de atrás y se quedaron en la pieza”.

Efectivos de la comisaría Segunda, DDI y Policía Local, recorrieron la zona y se introdujeron en distintos terrenos con alto pastizal, porque tenían el rumor de que el agresor estaba escondido. La intensa búsqueda siguió en otros sectores de la zona, no arrojando resultados positivos.

La escena donde ocurrió el hecho fue preservada ya que el arma con la que habría producido las lesiones quedó allí. Por los datos aportados por las víctimas el agresor tenía una escopeta y un bolso que podría contener armas blancas, no descartando que pudiera circular en alguna moto.

Parte médico

Constituido en el Hospital Santamarina, este Diario pudo constatar que Evangelina Esther Martínez recibió una herida cortante en la zona del esternón, mientras que su madre, Nancy Ester Corrado, sufrió un golpe en el pómulo y una herida cortante en la zona del pecho. Las mujeres agredidas están fuera de peligro, aunque permanecían en observación dado que los facultativos les realizaron otros estudios complementarios. Al lugar también asistieron efectivos de la Comisaría de la Mujer para interiorizarse del nuevo hecho de violencia de género que se registró y tomar la correspondiente declaración.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario