?Voy a ser implacable con la sanción al concesionario?, advirtió el titular de Loterías

Jorge Norberto “Piedrita” Rodríguez manifestó que la Provincia tiene intención de que el circo de carreras siga abierto. “Es una fuente de trabajo”, sostuvo y agregó que por eso está luchando para reabrir el de Mar del Plata.

“Hay 300 ó 400 caballos en training que van al hipódromo a varear para poder venir a correr a La Plata, San Isidro y Palermo. Entonces, hay que darle posibilidades a la región. Lo han pedido los municipios. De hecho la intención de la reapertura de Tandil no fue impulsada por la Provincia, fue impulsada por el propio Municipio que terminó licitando”, indicó.

El funcionario evaluó que ante el “fracaso de esta experiencia, la licitación próxima, si es que hay que hacer caer la concesión, la vamos a hacer nosotros, la va a hacer la provincia de Buenos Aires”.

 

Los subsidios

-Según declaró en la causa penal que lleva adelante el fiscal Marcos Egusquiza, enviará el detalle de los subsidios otorgados al Hipódromo de Tandil y las rendiciones de cómo los gastó el concesionario…

-En realidad ya se mandó al juzgado vía el área de la Justicia donde yo presté declaración, quiero suponer que ya tiene que haber llegado a Tandil. Se hizo vía la Dirección Provincial de Hipódromos y Casinos que depende de la presidencia y es el organismo que se ocupa de controlar todo esto. Se mandó toda la documentación. Yo firmé el pase, en realidad no miré el informe, pero se cumplimentó con todo lo planteado en las consultas.

-En estos años de concesión, ¿el Municipio elevó informes sobre el Hipódromo y las actuaciones del veedor municipal? ¿Hubo pedidos para que la Provincia fuera a hacer inspecciones?

-Sí, por supuesto. Yo le mandé nota al Intendente, eso está dicho en mi declaración, donde le solicitaba -en función de que ellos fueron quienes organizaron el pliego de la licitación y terminaron dando la licitación, que a su vez la Provincia el destino del subsidio iba a ser al Municipio y ellos solicitaron que en lugar de ser al Municipio fuera al tercero, al adjudicado- le pedimos que asumieran la responsabilidad de controlar. Tanto a lo que hace tener un veedor permanente en lo que es el funcionamiento del Hipódromo, y eso comprende desde la infraestructura hasta el desarrollo de las carreras, como así también el destino de los fondos, sin perjuicio que eso es competencia tanto de la Dirección Provincial de Hipódromos y Casinos y de la Comisión de Seguimiento de la Ley de Turf que por la Ley 13.253 es responsable de controlar el efectivo cumplimiento en cuanto el destino de los fondos.

Nosotros le estamos dando 425 mil pesos por mes al Hipódromo de Tandil, como le damos al Hipódromo de Azul. Lo que dice la ley es que el 60 por ciento como mínimo es para la bolsa de premios y el 40 por ciento restante para ser afectado a obras de infraestructura, tecnología y desarrollo comercial. En la medida que los informes cada vez que ingresan acá, las rendiciones de un  hipódromo y de otro, la Comisión de Seguimiento y la Dirección de Hipódromos y Casinos no hacen observaciones de ninguna irregularidad, se sigue pagando.

-Desde 2010 no hay veedor municipal…

-La Municipalidad incumple en lo que hace a su propia responsabilidad. Ellos tienen que ser partícipes necesarios de irregularidades en cuanto a que no puede ser que si ellos entregaron la concesión, se desliguen de la responsabilidad de saber si las cosas las está haciendo bien a quien ellos le dieron la concesión.

Obviamente, en la Provincia tenemos una responsabilidad que es el ejercicio y la autoridad de aplicación en el juego. Los hipódromos están bajo nuestra jurisdicción y los controlamos; con los análisis químicos correspondientes con respecto a los caballos ganadores; tenemos un veedor que va y ve el cumplimiento de ese aspecto y periódicamente mandamos gente a ver si el Hipódromo estaba bien, si tenía problemas de infraestructura.

Yo bien recuerdo que el Hipódromo cuando se inauguró estaba impecable, era una belleza. Ahora, estamos hablando de un montón de años, si no ha habido mantenimiento es lógico que haya deterioro. Bueno, para eso están los fondos. Si los fondos no fueron utilizados en ese sentido, hay que ver qué dicen las rendiciones respecto a qué se destinó la plata. Sin perjuicio de ello, si el Hipódromo está funcionando es porque alguna rentabilidad tiene que estar dejándole a quien lo administra y por ende, si no le alcanza la plata del subsidio se tiene que hacer cargo de atender las otras necesidades.

 

Empalizada y pista

-Una de las críticas es por el estado de la empalizada, ¿es correcto que tenga tramos de madera y otros de PVC? Ha habido varios accidentes…

-No creo que tenga que ver con la empalizada, puede ser circunstancialmente alguna vez. La rodada de los caballos generalmente es por el tema de la pista.

Por ejemplo, en el Hipódromo de La Plata tenemos empalizada de plástico y empalizada de madera. Mundialmente hay una tendencia a poner empalizada de plástico, que sea flexible de modo tal de proteger tanto al jockey como al sangre pura (de carrera). Fundamentalmente, por la vida del jockey.

Está bien explicado por el director Provincial de Hipódromos que la empalizada que falta -y no es en defensa del concesionario sino que es una realidad-, es la que está del lado de afuera y obviamente tiene que estar, y es una protección, un lineamiento, que tiene que ver con el perímetro de la pista y de que el caballo si se espanta no se vaya a donde está la gente. Pero la carrera se desarrolla bien contra la empalizada que está del lado de adentro, por lo tanto la empalizada del lado de afuera es un problema, una irregularidad.

-Con respecto a la pista se denunció que no hay riego y no contaba con drenajes, además tenía mucha piedra…

-Yo no soy especialista en eso. De cualquier manera habría que ver en qué estado está la pista. La falta de riego es un tema porque no puede ser, como se ha dicho, que cuando corren los caballos es una polvareda que no se puede ni ver. Eso no es normal.

Acá en el verano, que es cuando tenemos el mayor problema, el camión regador está permanentemente preparando la cancha para el momento que se hacen las carreras.

Puede que haya una serie de irregularidades que hay que verlas y después la sanción será la que corresponda. Si hay que sacarle la concesión, se saca. Mi tendencia en cuanto a este tipo de cosas, en lo político, es preservar las fuentes de trabajo pero no en desmedro de perjudicar a nadie. Se sacará, se hará una nueva licitación. Nosotros no nos vamos a hacer cargo del Hipódromo porque ya tenemos el de La Plata y ya es demasiado, acá tenemos carreras tres veces por semana. Allá corren una vez por mes. Si un hipódromo que corre una vez por mes no está en condiciones, la verdad, sinceramente, hay que pensar que algo anda mal y más dándole plata del Estado. Entonces, quienes me tienen que responder, porque si bien es cierto que yo soy responsable como autoridad máxima, tengo una línea para abajo que me tiene que responder qué pasó con todo esto.

-¿En esa línea puede tener responsabilidad la Dirección de Hipódromos y el Municipio?

-Y la Comisión de Seguimiento. Los tres.

 

Las apuestas remate

-¿A quién le corresponde el control de las apuestas remate? Hay otra causa en la que se investiga si se realizaron durante dos carreras de simulcasting…

-Eso es materia de investigación. Es un tema que he pedido que se me informe. Realmente, ahí está el tema. Si hay un control permanente que debía tener la Municipalidad y no lo tiene, es una falta de la Municipalidad. Si cuando nos hicieron la denuncia -que habría que ver las actuaciones- se actuó, ahí hay una falta porque cuando hay carreras en simulcasting no puede haber remate. No están permitidas.

-¿En ese caso debía controlar el Municipio?

-El veedor está para que se cumplan los requisitos del funcionamiento del Hipódromo.

-Entonces, ¿en todo lo que tiene que ver con funcionamiento el poder de policía lo tiene el Municipio y debe elevar las actuaciones?

-Sí, por supuesto. Lo tiene la Municipalidad y también lo tienen las áreas provinciales. No voy a deslindar absolutamente todo en el Municipio.

-¿Quiénes resultarían sancionados si todas estas denuncias se comprueban?

-Fundamentalmente, el concesionario. Después, el tema de la negligencia pasa por acciones disciplinarias hacia el personal, hacia las autoridades, pero acá el efecto es decir no se está cumpliendo con una concesión en debida forma, razón por la cual se puede propiciar hasta la caducidad de la misma. Después, lo que hace al incumplimiento de los funcionarios es una cuestión que va por separado.

-¿Por qué no se investigó antes si había irregularidades que podrían haber hecho caer la concesión? El Hipódromo reabrió en 2005 y hay denuncias de 2007…

-Hay que ver qué tipo de irregularidades plantean. Si me van a decir que una irregularidad es que falten tres barandas de la empalizada de afuera, eso no da para que se cierre el Hipódromo ni mucho menos. No nos vayamos a los extremos.

Creo que esto se ha transformado en una situación personalizada en esa región. Yo voy a ser implacable con la sanción que le corresponda al concesionario, pero también voy a hacer responsable a cada uno de los que están detrás, los que debieron ejercer el control y ver que las denuncias sean coherentes, tampoco atender cuestiones que pasan más allá de lo razonable.

-Las denuncias hablan de que no hay horarios de vareo, ni servicio de emergencias médicas ni veterinario durante la semana…

-Todas esas cuestiones las tiene que controlar el Municipio y el Municipio me tiene que avisar a mí. Tiene que hacer una suerte de asistencia, al menos respecto a los informes, hacia la Provincia y yo cumplo al respecto.

-¿Ha recibido reclamos del Municipio por faltas del concesionario?

-Nunca. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario