fbpx Buscan garantizar el derecho al juego en los niños a través de Técnicas Dramáticas no Convencionales – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Buscan garantizar el derecho al juego en los niños a través de Técnicas Dramáticas no Convencionales

Mediante la aplicación de técnicas de teatro, un grupo de especialistas busca resignificar el vínculo a través de la mirada y el afecto entre docentes y chicos. La prioridad es “asegurar el derecho a jugar, a la cultura, a la creatividad y al júbilo”. El método fue presentado en un Encuentro Internacional donde se pudo constatar que la experiencia de esta región es única en el país.

El Eco

Pareciera que el acto de jugar fuera una obviedad cuando de infancia se habla, sin embargo en los espacios educativos no siempre sucede esto. Es por eso que un grupo de personas provenientes del teatro y con interés en revalorizar ese derecho de los niños desarrolló una metodología de trabajo basada en Técnicas Dramáticas no Convencionales aplicadas al nivel inicial.

“Lo que debería ser algo natural no lo es, porque el docente por distintas cuestiones va corriendo el cuerpo en todas esas situaciones de encuentro con los chicos”, adelantó Verónica Rodríguez, profesora en Juegos Dramáticos y una de las especialistas que aplica la metodología.

Lo que hacen en este trabajo específico es acompañar a los educadores en sus clases y hacer intervenciones desde el juego. Básicamente la idea es interrumpir el orden de lo cotidiano y resignificar los espacios, las relaciones humanas y hasta la misma sala a la que asisten los niños. El objetivo principal es que estos menores tengan la posibilidad de reencontrarse con algo que es un derecho esencial de las primeras infancias como el juego.

“Buscamos generar una situación extra cotidiana y romper un poco con la forma en que nos relacionamos habitualmente, donde nos olvidamos del contacto, la mirada y el afecto”, resumió, advirtiendo que es en ese tiempo de recreación donde el niño descubre el mundo, se anima a exteriorizar sus miedos y a resolver conflictos internos.

Con la experiencia en marcha y viendo los resultados de lo que el proyecto generaba en las situaciones de aula, como un claro mejoramiento en las cuestiones grupales y el mismo aprendizaje, pasó a ser una práctica cada vez más solicitada. Hoy por ejemplo, desde el nivel inicial, ya llegan a unos 400 niños por año, más los docentes y directores que participan de la propuesta.

Tal como aseguró la facilitadora, ahora se está instalando de una manera que les sorprende y considera que tiene que ver con saber que hay algo inherente a las personas que es el juego, el buen humor y el encontrarse. “Se trata de animarnos a romper ciertas estructuras y ver qué pasa con el otro cuando lo miramos a los ojos, jugamos o nos relacionamos desde el afecto”, sostuvo, asegurando que empiezan a aflorar muchas emociones. Asimismo, destacó que lo tiene que hacer el que quiere y no puede ser una obligación.

Lo importante es el vínculo

Hace ya una década que Rodríguez está trabajando en este aspecto con el nivel inicial y, con el tiempo, se fue dando cuenta de que la experiencia no está replicada en el país de manera sistemática. El esparcimiento de la metodología en la región continuó por Gonzales Chaves y luego por Tandil, donde si bien ya se habían hecho intervenciones en años anteriores con buenos resultados, en abril pasado volvieron a implementarlo para dos jardines de infantes.

Fueron seis horas de capacitación a docentes que dictó junto a Eduardo Hall y Silvana Williams. “Hay un interés importante en la ciudad con respecto a esta propuesta”, aseguró la facilitadora, advirtiendo que siempre tiene que ver con la forma en que se articula institucionalmente como para poder sostenerlo luego.

Cabe destacar que el marco en el que se desempeñan es sumamente amplio, ya que arrancan desde la educación inicial hasta los equipos orientadores, como niveles especiales, primaria, secundaria y también hay un equipo en salud.

“Hoy el nuevo diseño curricular está muy en consonancia con esto que estamos desarrollando, lo que nos pone muy contentos, porque hay un reconocimiento de que lo primordial es el vínculo para poder aprender”, manifestó.

 

Jugar, crear y mirar a los ojos

A principio de este mes, Verónica Rodríguez y Silvana Willimans llevaron la novedosa propuesta al 12do. Encuentro Internacional de Educación Infantil, organizado por la Organización Mundial para la Educación Preescolar (OMEP).

Del evento suelen participar unos 12.350 asistentes y alrededor de 180 especialistas convocados, y se propone un espacio para que todos aquellos que se dedican a la primera infancia tengan un tiempo de reflexión, intercambio y crecimiento profesional.

Con orgullo la experiencia fue compartida con grandes referentes del nivel como Ana María Porstein, profesora de Expresión Corporal, pos título en metodología de la Investigación educativa, y Mercedes Mayol Lassalle, vicepresidenta de OMEP por Latinoamérica, entre otras.

“No podíamos explicar esta metodología con palabras, nos parecía muy complejo, entonces decidimos hacer en el Congreso lo mismo que hacemos en cada salita”, reveló Rodríguez. Así fue que ante grandes referentes, pusieron música, salieron con narices de payaso y generaron una primera situación de atención. Luego de unas bolsitas empezaron a sacar pañuelos, dándole a esa materialidad distintos significados, como pajaritos, mantel, capa de superhéroes, entre otros. “Esto de darle distintos significados a un objeto genera unos cuantos minutos de curiosidad, donde todos se divirtieron sin la mediación de la palabra solamente con acercamiento afectivo”, detalló.

Tal como explicó la especialista, ellas usan mucho el clown porque les permite trabajar primero con el cuerpo o el gesto sin necesidad de usar a voz para comunicar, haciendo que “una cosa” oficie como un puente de comunicación. “Estamos llenos de palabras, cuando a veces la mirada y el cuerpo hablan mucho más”, enfatizó.

Sobre el final y luego de explicar la técnica, desarrollaron un juego relacionado con la integración grupal, aplicando un lema del equipo que se basa en un viaje en barco para ir a la isla de “Gar-Ju”, donde suceden cosas maravillosas y la pueden habitar con felicidad.

Un método único en el país

El enfoque que ofreció el Encuentro Internacional que duró tres días a las profesionales les encantó, fundamentalmente porque les permitió constatar que están en el buen camino y que hay otros también pensando en no apresurar la niñez

“Estamos pensando en detenernos en esas infancias, garantizando sus derechos sin hacer un camino que vaya simplemente a la producción y reproducción de un sistema”, aclaró. Remarcó además que se trata de un momento fundamental de la vida donde los chicos tienen que ser cuidados, respetados y con la mayor cantidad de experiencias significativas posibles.

Parafraseando a la vicepresidenta de OMEP en el Congreso. dijo que hay que “asegurar el derecho a jugar, a la cultura, a la creatividad y al júbilo”.

En el evento también pudieron participar de distintas capacitaciones, lo que resultó muy enriquecedor para poder hacerse de nuevas herramientas para su desempeño.

“Fue genial participar, porque vimos que la manera en que nosotros estamos trabajando es única en el país y nuestra experiencia gustó mucho y les pareció muy potente”, se enorgulleció.

Pioneros en la región

Las Técnicas Dramáticas no Convencionales aplicadas al nivel inicial son una metodología de trabajo que surgió a fines de los 90 en Benito Juárez, precisamente en el Jardín 902. La idea era experimentar las posibilidades que brindaba ese sistema en la relación de los docentes con los niños y adolescentes.

El autor del proyecto es Eduardo Hall, que por ese entonces estaba en aquella ciudad y convocó a Verónica Rodríguez y Soledad Lami para que se unan a la iniciativa que pronto empezó a dar muy buenos resultados, para finalmente en 2007 consolidarse como una política del Estado municipal. En articulación con la Inspección Distrital se sistematizó también su aplicación en colegios secundarios. A partir de ahí su expansión continuó, implementándose en todos los niveles del sistema educativo.

“Hoy estamos en el superior, instruyendo a alumnos que se están formando en la docencia tanto inicial como primaria”, contó Rodríguez.

Además, una vez descubierta esta metodología, desde la Cooperativa de Trabajo Artístico Recooparte que preside Hall también la implementaron, logrando desarrollarla en distintos ámbitos, instituciones y municipios que lo soliciten. Ya en 2017 y 2018 llegaron a Gonzales Chaves a través de la convocatoria de Silvana Williams, en ese entonces inspectora del Nivel Inicial, donde desarrollaron instancias de formación en servicio para docentes de dicho distrito, experiencia que desembocó en dos seminarios que posibilitaron un enriquecimiento de la experiencia.

Algo similar sucedió en Tandil, donde están resultando muy exitosas las intervenciones dramáticas que realizan los equipos de salud en los últimos años del secundario, como herramientas que tienen que ver principalmente con mejorar la comunicación, a raíz de la cual ponderan una mejora en los procesos de enseñanza aprendizaje.

 

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario