Cartas de lectores

Seis generaciones

Señor Director:

Estimados Rogelio Rotonda y demás “hacedores” de El Eco…

Hace 136 años nacía El Eco de Tandil. Por entonces, nuestro país tenía algo menos de un millón novecientos mil habitantes. Hace 136 años, también, el gobernador Dardo Rocha plantaba la piedra basal de lo que había de ser la ciudad de La Plata. Y en Berlín, el médico Robert Koch lograba aislar el bacilo responsable de la tuberculosis.

Se dice que entre una generación y otra corren, en promedio, veinticinco años. O sea que, desde la fundación del Diario, hace ya 136 años, han andado por la vida algo así como seis generaciones. Son seis generaciones que vieron transformarse el mundo como nunca antes. Sin embargo, hay un imperativo que se conserva inalterable: el de la veracidad a la hora de informar.

Ojalá y pasen otras tantas generaciones y en el Diario -y en el periodismo todo- este imperativo siga siendo honrado.

Chiche Linari

Periodista jubilado

 

Salutaciones de la Coppal

Señor Director:

En nombre y representación del Consejo de Administración y del personal de Cooppal -Cooperativa de Provisión de la Prensa Argentina Ltda.- tenemos el agrado de dirigirnos a Ud. para hacerle llegar nuestras sinceras felicitaciones en este nuevo aniversario de El Eco de Tandil.

Enorme satisfacción es que uno de los medios con mayor trayectoria en la Argentina se encuentre integrado a esta cooperativa, además en la conducción que compartimos, reafirmando dignamente su compromiso con la prensa escrita. Nos unimos así al reconocimiento que seguramente expresa la comunidad de Tandil y hacemos votos por un futuro promisorio.

Saludamos a Ud. y colaboradores muy atentamente.

Sebastián Etchevehere, presidente

Julio Sánchez Penas, gerente apoderado

 

Adelante es informar

Señor Director:

Saludo a Usted con motivo de cumplir su 136to. aniversario de la fundación del prestigioso matutino El Eco de Tandil. Aprovecho la oportunidad para agradecer las atenciones recibidas.

“Adelante es informar; adelante es innovar; adelante es ver más allá; adelante es descubrir; adelante es cuestionar; adelante es entender; adelante es dar a conocer; adelante es apostar a un futuro; adelante es seguir creciendo.

Eduardo A. Aldasoro

Profesor de educación pública

 

Felicidades

Señor Director

Tenemos el agrado de dirigirnos a Ud. para expresarle, en nombre del Consejo Directivo de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios, las más cordiales felicitaciones con motivo de celebrarse el próximo 30 de julio, el 136to. Aniversario de la creación de ese medio gráfico.

Le solicitamos haga extensivo a sus colaboradores nuestro reconocimiento por la trayectoria y labor cumplida como el permanente desarrollo de ese medio de prensa.

Con nuestros cordiales saludos.

Osvalo Scasserra, director institucional de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios

Natalio Mario Grinman, secretario

 

El saludo de Adepa

Señor Director:

Por intermedio de la presente, la Asociación de Entidades Periodisticas Argentinas (Adepa) le hace llegar su cordial saludo a los directivos, personal periodístico y personal administrativo de El Eco de Tandil, que en el día de la fecha celebra el 136to. Aniversario de su fundación.

A través de esta carta queremos expresarle la satisfacción de contarlo como socio de Adepa, en la seguridad de que su colaboración, sumada a la de los restantes asociados, contribuirá a hacer más eficaz la labor que viene desarrollando la institución.

Hacemos propicia la circunstancia para saludarlo con nuestra consideración más distinguida.

Daniel Dessein, presidente

Luis Tarsitano, secretario general

 

Los mejores deseos

Señor Director:

Con motivo de celebrarse un nuevo aniversario del prestigioso medio de prensa que Ud. dirige, le transmitimos nuestras felicitaciones y los mejores deseos para que prosiga desarrollando su trascendental misión en un marco de libertad y pluralismo que enriquece nuestra vida cultural.

Saludamos a usted muy atentamente.

Gregorio Badeni

(Badeni, Cantilo, Laplacette & Carricart abogados)

 

La candidatura de Cristina ¿y la bendición del Papa?

 

Señor Director:

Los mensajes del Papa (Vera, Grabois y otros) han hecho circular públicamente que Francisco apoya la candidatura de Cristina Kirchner para 2019. Proviniendo del actual pontífice, formado como peronista en su juventud, que renegó de visitarnos estando en Sudamérica (adujo razones de agenda), no me llama la atención porque nunca expresó una palabra en contra de los K, advirtiéndoles a los argentinos de la corrupción y latrocinio en que fue sumergida la Nación.

Más aún, siguió recibiendo en el Vaticano a indeseables del propio peronismo, y enviando rosarios a presos por infringir el Código Penal. Quiero destacar que a través de los años de su pontificado apoyó medidas populistas en diversos países que le valieron grandes críticas. El escritor inglés Gilbert Chesterton escribió: “La Iglesia nos pide que al entrar en ella nos quitemos el sombrero, no la cabeza”. Pensemos en estas palabras, recordemos el pasado reciente con los K y saquemos nuestras propias conclusiones.

 

Jorge Rubnicius

DNI 4.084.715

 

Lo que hacemos y lo que deberíamos hacer

 

Señor Director

Los movimientos de extracción K y ultra K, advierten de un “posible estallido social”.

A poco que analicen objetivamente esos vaticinios, más que una preocupación genuina parecería ser una expresión de deseos, cuyo objetivo no es solucionar los problemas de los argentinos, sino recuperar el poder y las cajas perdidas que administraban de manera poco santa.

A modo de ejemplo durante el gobierno de Cristina Kirchner, en 2014, se pagaron en efectivo 19 millones de dólares por los derechos para transmitir el Mundial, mientras que en 2018 se pagaron solo 3 millones de dólares. La pregunta obvia es ¿nos hicieron un descuento de 15 millones o la diferencia se perdió en el camino?

El caos que intentan instalar es viento para su molino, trabajando denodadamente en la desestabilización de este Gobierno, que ha cometido muchos errores y tal vez el más grave fue no haber evaluado correctamente lo que recibía como “incendio” y no había suficiente agua para apagarlo. Las cosas no están bien, eso es innegable, pero este es un país donde solo el 50 por ciento de la gente se ha preparado, aprendido algún oficio o alguna actividad que le permita trabajar y regenerar bienes o servicios, mientras que la otra mitad se dedica a cortar calles, hacer paros, movilizaciones, demandas de todo tipo, etc.

Con esta realidad irrefutable me pregunto ¿por qué deberíamos estar mejor? Los piqueteros hace 15 años que no consiguen trabajo y un venezolano lo consigue apenas llega. Hay mucha gente en situación de calle, es verdad. ¿Alguien vio alguna vez un chino en situación de calle? Y encima tiene que luchar contra la discriminación y el idioma. ¿No habrá llegado el momento de replantearnos lo que estamos haciendo y lo que deberíamos hacer? Si no es por nosotros, que sea por nuestros hijos y nietos, que no se merecen recibir un país devastado por la desidia y los desencuentros.

 

Amílcar Rojo

DNI 3.908.576

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario