Con actividades artísticas y recreativas, se celebró el Día Mundial de la Salud Mental

En el marco del Día Mundial de la Salud Mental, autoridades municipales y representantes de las tres organizaciones civiles vinculadas con la temática realizaron ayer el tercer Encuentro de Salud Mental Abierto a la Comunidad.

Bajo el lema “La salud mental nos incluye a todos”, docentes y alumnos de distintas escuelas, usuarios, familiares y profesionales del ámbito de la salud, disfrutaron de una jornada cargada de actividades artísticas y recreativas.

La propuesta, que comenzó a las 9 y se extendió hasta las 13, tuvo lugar en el Pasaje Santa Ana y Pellegrini, donde se montó un escenario en el que el intendente Miguel Lunghi brindó unas palabras alusivas y representantes de las organizaciones civiles Quereme así Piantao, AREP y Tandil para la Salud Mental, dieron lectura a un documento.
Luego, estudiantes del área de comunicación de la Escuela Secundaria 18 expusieron los resultados de un trabajo que realizaron en relación a la temática.

Tras la apertura formal, el público presente participó de distintas actividades deportivas, musicales, de pintura, baile, juegos, artesanías y otras expresiones subjetivas producidas colectivamente.

La salud como
un derecho

En su discurso, el jefe comunal expresó que “entender a la salud como un derecho, requiere necesariamente que haya un Estado comprometido que lo garantice.

Quienes tenemos la responsabilidad de gobernar, tenemos la obligación de contribuir inexorablemente a que el derecho a la salud de los ciudadanos, las familias, los grupos y las comunidades sea garantizado en actos. Y esto -reconoció- sabemos que no es tarea sencilla”.

Luego se dijo orgulloso del Sistema Integrado de Salud Pública local y apuntó a seguir fortaleciéndolo entre todos.

Los avances
en Salud Mental

En cuanto a la salud mental, celebró el enriquecedor encuentro que se estaba desarrollando en la calle entre distintos actores de la comunidad, con un mensaje claro de integración, porque afirmó que “la salud mental nos incluye a todos”.

Destacó en ese sentido que en Tandil se ha incorporado y consolidado el paradigma de la Salud Mental Comunitaria y con perspectiva de derechos a las políticas públicas de Salud Mental.

“Hoy, la Dirección de Salud Mental ya no es un área meramente hospitalaria. Además de garantizar la atención de los problemas de salud mental en las urgencias, con guardias las 24 horas todos los días, de contar con una sala de internación para agudos con un excelente equipo interdisciplinario, y consultorios externos, el área ha crecido y se está desarrollando en el ámbito comunitario”, resaltó el intendente Lunghi.

Sin embargo, admitió que en la materia “los desafíos también son complejos y la tarea es ardua”. En efecto, sostuvo que “desde esta perspectiva comunitaria en salud mental, debemos fijarnos como objetivo principal propiciar intervenciones desde los servicios sanitarios que apunten a la prevención, a generar comunidades sanas, sin otra finalidad que la de contribuir a la construcción de una sociedad mejor, del amor y la solidaridad”.

El trabajo
mancomunado

Por su parte, representantes de las organizaciones civiles vinculadas a la temática dieron lectura a un documento elaborado en conjunto con la Dirección de Salud Mental, en el cual destacaron el trabajo mancomunado que llevan adelante en la ciudad, cada cual desde sus objetivos específicos, pero con “un impacto sobre las personas y familiares que pasan por esta problemática, mejorando su situación vincular desde la psicoeducación, tomando conocimiento de la importancia y necesidad de la inserción social, laboral y recreativa”.

Consideraron fundamental entonces que “las comunidades educativas incorporen conocimientos sobre el tema para que se pueda lograr la inclusión de los niños, adolescentes, jóvenes y adultos con padecimientos psíquicos”.

Para ello, aseguraron que es clave “construir vínculos con ellos, reivindicar su condición de sujetos de derecho, derribando barreras que nos dividen y poder caminar juntos eliminando los prejuicios. Armando equipos de trabajo donde todos los agentes involucrados puedan ir reflexionando, debatiendo y acordando estrategias de abordaje en común para lograr trabajar juntos hacia una salud integral donde la salud física, mental y social contribuyan a un estado de equilibrio en las personas propiciando una vida saludable y armónica”.

Los derechos
de los usuarios

Por su parte, el director de Salud Mental, Luciano Grasso, dialogó con El Eco de Tandil y explicó que la idea de la jornada fue celebrar el Día de la Salud Mental con distintas actividades vinculadas al juego y el arte en pos de propiciar “el encuentro con el otro”.

Sobre el lema elegido este año, expuso que “nadie está ciento por ciento sano, ni ciento por ciento enfermo. No hay una barrera que divida esto, al menos en Salud Mental, sino que todos tenemos en distintos momentos de nuestra vida situaciones por las que estamos con cierto malestar, sufrimiento o padecimiento, y otros donde estamos con mayor alegría y bienestar. Eso forma parte de nuestra vida”.

web_Grasso

Señaló que “en algunos casos, a algunos les toca pasar por algún tipo de patología o de enfermedad, y eso no lo hace perder derechos, como ha pasado muchas veces en nuestra historia, que alguien que tiene algún problema de salud mental es discriminado por esa condición”.

Por lo tanto, enfatizó que “el mensaje es ése: ninguno está exento de tener algún problema de salud mental y aquel que lo tenga, lo que tenemos que tratar de hacer es integrarlo, acompañarlo, ayudarlo y entender que todos tenemos los mismos derechos”.

La atención

El director se refirió luego a la Ley de Salud Mental, que significó “un hito muy importante para poder justamente poner en la agenda política y pública el tema”, destacó.

Explicó que “la ley trabaja, sobre todo, la reforma en la atención”, planteándola desde una mirada más integral, con “un tratamiento ambulatorio, sin internación en los monovalentes o los manicomios, que a los pacientes que tienen que internarse, se les respeten los derechos a restablecer los vínculos y que no estén internados por más tiempo del que tienen que estar, y que sobre todo se trabaje en la prevención y promoción en la comunidad y con sus actores”.

Resaltó que éste es un camino que comenzó a transitarse, en el cual admitió que “todavía falta mucho, de hecho, hay muchos manicomios que siguen abiertos y la ley dice que en 2020 deberían cerrarse”.

Armar redes

En ese contexto, Grasso dijo que “puntualmente en Tandil nos tocó de alguna manera poder hacer realidad esa ley. Esto es armar equipos interdisciplinarios, generar dispositivos de inclusión, articular con los equipos del primer nivel y con otras áreas porque también lo que plantea la ley es que salud mental no es solamente el psiquiatra y el psicólogo, sino también los docentes, la Justicia, el personal de seguridad, de deporte, de cultura”.

Explicó que “es por ello que se está trabajando en la labor intersectorial. Cuando un paciente se externa, hay que trabajar todos juntos para tratar de generar situaciones de bienestar para que no vuelva a ocurrir y que no vuelva a tener esa crisis, y es ahí donde tenemos que armar redes. Eso de alguna manera también lo plantea la ley y es lo que estamos tratando de hacer en Tandil desde hace unos años”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario